Coche no arranca. ¿Cómo saber si la batería es irrecuperable?

bateria coche

Hace unos días, fui a arrancar mi coche, como de costumbre, y en el garaje que me quedé. Desde hacía un par de meses ya estaba dando síntomas de quedarle muy poca vida a la batería, por lo que no me sorprendió lo más mínimo que no me arrancara. Por suerte, era un sábado y solo quería dar una vuelta con el vehículo.

Tras regresar a casa, pedí una batería nueva. Sin embargo, dándole vueltas, se me ocurrió la idea para este artículo —que gracias a lo bien que trata Google a este blog, seguramente no lo lea nadie—. ¿Cómo puedo saber si una batería de coche ha muerto? Y de eso vamos a hablar hoy, es decir, de cómo determinar que una batería de 12 voltios de coche es completamente irrecuperable.

Prueba del polímetro

Pilla un polímetro y ponlo en el modo para medir tensión continua. Luego, pon cada pinza en el borne que corresponde de la batería.

Una batería que está muerta puede estar perfectamente a 12 voltios en reposo. No obstante, antes de arrancar, el voltaje que nos marque puede arrojarnos algo de información:

  • 12.4 voltios: esta es la tensión ideal para arrancar un coche. Si la tensión es de 12.4 voltios, la batería está funcionando correctamente y puede proporcionar la energía necesaria para arrancar el motor.
  • 12.2 voltios: Esta tensión es aún aceptable para arrancar un coche, aunque la batería puede estar empezando a debilitarse. En este caso, puede que la batería no esté mal, pero que hayamos abusado de los arranques en poco tiempo. Puede restaurarse fácilmente con una recarga fuera del coche.
  • 12 voltios o menos: 12 voltios es el límite mínimo para arrancar un coche. Ya aquí, la batería está ya en un estado crítico y puede no poder proporcionar la energía necesaria para arrancar el motor.

Sin embargo, la prueba de fuego la vas a ver al girar la llave. Para ello, pide ayuda a otra persona. Con el polímetro puesto en el mismo modo, trata de arrancar el vehículo:

  • 12.4 – 12.6 voltios – Estado Excelente: una batería en excelente estado no debería caer por debajo de 12.4 V incluso durante el arranque. Esto indica que tiene suficiente capacidad de reserva y está en óptimas condiciones.
  • 12 – 12.3 voltios – Batería en Buen Estado: una caída entre 12.0 V y 12.3 V es típica y muestra que la batería está en buen estado, siendo capaz de manejar la carga de arranque adecuadamente. No te va a dejar tirado.
  • 10.5 – 11.9 voltios – Aceptable, pero debilitada: en estas franjas, ya no nos arranca en menos de un segundo el coche. Escucharemos durante un par de segundos el motor de arranque, y eso es malo. El coche puede llegar a arrancar así durante meses (como te decíamos al principio en nuestro caso), pero no es lo ideal).
  • 9.6 – 10.4 voltios – Batería Pobre: cuando la batería baja a estos niveles, el componente tiene dificultades serias para manejar las cargas de arranque y podría fallar pronto o muy pronto. Si necesitas el coche y no te puedes quedar sin él, adelántate al fallo.
  • Menos de 9.6 voltios: una caída por debajo de 9.6 V durante el arranque es indicativo de que la batería está en muy mal estado o completamente agotada, y debe ser reemplazada.

En nuestro caso, tras intentarlo varias veces, la batería llegó a marcar 3,7 voltios, lo que significa que estamos ante un caso perdido.

Prueba de carga

cargar bateria coche

Esta otra prueba también es útil, y la puedes combinar con la anterior una vez esté cargada. Para realizar esta prueba, necesitarás un cargador de baterías y un polímetro. Complementariamente, te recomendamos que uses un medidor de consumo de pared. Así, te ahorrarás tener que volver a poner la batería en el coche y hacer la prueba:

Cargar la batería

  1. Coloca el medidor de pared. Luego, enchufa el cargador de batería al medidor.
  2. Saca la batería del coche si no dispones de un espacio seguro y con enchufe para realizar esta prueba. El proceso de carga puede durar más de 12 horas.
  3. Identifica los terminales de la batería. El terminal positivo generalmente está marcado con un signo más (+) y es de color rojo.
  4. Conecta el cable positivo (rojo) del cargador al terminal positivo de la batería.
  5. Conecta el cable negativo (negro) del cargador a su borne. Si es un cargador lento, no deberían saltar chispas.
  6. Ajusta el cargador de acuerdo con el tipo de batería y la velocidad de carga recomendada. Si no estás seguro, revisa el manual del cargador.
  7. Inicia la carga. Este proceso puede variar según el modelo y marca del cargador.

Determinar la salud de la batería con el medidor de consumo

Usar un medidor de consumo de pared te ayudará a monitorear cuánta energía está consumiendo el cargador durante el proceso. Esto es especialmente útil para verificar si la batería está realmente aceptando la carga.

Si el medidor muestra un consumo constante de energía y luego disminuye, eso puede indicar que la batería ha alcanzado su capacidad máxima de carga bajo su condición actual.

Por otro lado, si notas que el medidor marca valores muy bajos, ya sabrás de antemano que la batería no tiene solución. Por ejemplo, una batería de 50 Ah y 12 voltios nos da una potencia de 600 Wh. Si cargamos con un cargador que tiene una eficiencia del 80%, podríamos llegar a introducir 750 Wh. Sin embargo, si después de muchas horas, notamos que el consumo registrado es ínfimo, lo que se podrá leer es que no se ha aceptado la carga porque el componente no está en buenas condiciones.

Cómo saber si tengo que cambiar el líquido de freno

testear liquido frenos humedad

Sabemos perfectamente que tenemos que hacer un cambio de aceite al año, así como cambiar el filtro del habitáculo o de la admisión cada cierto número de kilómetros. Sin embargo, hay una serie de mantenimientos que suelen olvidarse, y a los que deberíamos prestar más atención. Tener un líquido de frenos en buen estado es crucial para garantizar nuestra seguridad. A pesar de esto, muchos vehículos que vemos por la calle tienen más de 10 años y siguen llevando el mismo fluido con el que salió de la fábrica.

A esto también se suma la leyenda urbana. Hay quien de verdad piensa que el líquido de frenos no hay que cambiarlo nunca. Que es una estrategia de los mecánicos para cobrar por un servicio innecesario. En este artículo, te explicaremos cómo puedes determinar por ti mismo si tu coche necesita un cambio de líquido de frenos y por qué es importante hacerlo. Verás que es muy sencillo y que te va a costar lo mínimo.

Cómo saber si mi líquido de frenos está en mal estado

La forma más sencilla de saber si tu coche necesita un cambio de líquido de frenos es utilizando un medidor de líquido de frenos. Lo puedes adquirir fácilmente en Amazon a un precio asequible. Por menos de 10 euros puedes comprarlo, ocupa el espacio de un bolígrafo y te va a durar toda la vida.

Nosotros te recomendamos este modelo de OurLeeme, que es sencillo y sirve para líquidos DOT3 y DOT4, que son los únicos que se utilizan en turismos a día de hoy:

OurLeeme Probador de líquido de Frenos, 5 LED Frenos de diagnóstico automático Pluma de Prueba Vehículo portátil Probador de Freno automático para DOT3 DOT4
  • 5 LED para indicar el porcentaje de agua en el líquido de frenos.
  • Pequeño y ligero de llevar para mayor comodidad.
  • Diseñado para comprobar la calidad del líquido de frenos de forma sencilla.
  • Apague automáticamente.
  • Un excelente ayudante para su viaje.

Cómo usar un tester de líquido de frenos

tapon liquido frenos

Para usar este accesorio, sigue estos sencillos pasos:

  1. Retira la tapa del depósito del líquido de frenos. Busca el icono que acabas de ver en la imagen que encabeza este epígrafe.
  2. Sumerge las dos puntas metálicas del medidor en el líquido y presiona el botón.
  3. Observa la lectura en el medidor, que indicará el nivel de saturación de agua en el líquido de frenos mediante un código de colores: verde, amarillo y rojo.
    • Si la respuesta es verde, tu aceite de frenos está en buen estado.
    • Si el resultado es amarillo, puedes seguir usando el coche, pero debes prepararte para un cambio del fluido de aquí a unos meses. Si puedes adelantar el mantenimiento, mejor que mejor.
    • Si la respuesta es de color rojo, tu fluido está en mal estado. Por tanto, debes cambiar el fluido para poder frenar con toda la seguridad.

Cómo saber el estado del líquido de frenos usando un polímetro

Si no te interesa hacerte con el accesorio, hay otra forma de hacer la comprobación, también muy sencilla. Para ello, solo necesitas un polímetro o multímetro. Si no lo tienes, compra mejor el tester, porque son más baratos. Pero si ya tienes uno en tu caja de herramientas, utiliza mejor esto, pues no necesitarás nada más.

 Aunque este método requiere un poco más de conocimiento y habilidad, es una alternativa viable. Lo que tienes que hacer es lo siguiente:

  1. Configura tu multímetro en la escala de resistencia (ohmios) y selecciona un rango adecuado, generalmente alrededor de 20 megaohmios (MΩ).
  2. Asegúrate de que el motor esté frío y que el vehículo se encuentre en una superficie nivelada. Esto garantizará una lectura precisa y evitará quemaduras al manipular el líquido de frenos.
  3. Localiza el depósito del líquido de frenos. Retira la tapa del depósito con cuidado.
  4. Sumerge las puntas de prueba del multímetro en el líquido de frenos, asegurándote de que no toquen las paredes ni el fondo del depósito, ya que esto podría afectar la lectura. Ahora, observa la lectura en la pantalla del multímetro:
    • Si la resistencia es inferior a 2 MΩ, significa que el líquido de frenos tiene un alto contenido de agua y debe ser reemplazado.
    • Si la lectura está entre 2 y 5 MΩ, el líquido está en condiciones aceptables, pero se recomienda una revisión más frecuente.
    • Si la resistencia es superior a 5 MΩ, el líquido de frenos está en buen estado.
  5. Retira las puntas de prueba del líquido de frenos y vuelve a colocar la tapa del depósito, asegurándote de que quede bien cerrada para evitar la entrada de suciedad y humedad.
  6. Limpia bien las puntas para evitar que el líquido dañe el metal.

Es importante tener en cuenta que, aunque este método puede darte una idea general del estado del líquido de frenos, no es tan preciso como un medidor específico. Además, la resistencia del líquido de frenos puede variar según el fabricante y el tipo de líquido de frenos utilizado. Por lo tanto, es recomendable consultar el manual de tu vehículo para conocer los valores de resistencia específicos y seguir las recomendaciones del fabricante en cuanto a la frecuencia de cambio del líquido de frenos.

¿Por qué es importante saber la saturación de agua en el líquido de frenos?

El líquido de frenos absorbe agua de la atmósfera, ya que el sistema de frenos no es un sistema cerrado, como mucha gente piensa. La presencia de agua en el líquido de frenos puede causar varios problemas, que son los siguientes:

Corrosión y óxido

Cuando el agua y el metal entran en contacto, se produce corrosión y óxido. Esto es algo que definitivamente no quieres que ocurra en el sistema de frenos de tu coche, ya que puede afectar su rendimiento y seguridad.

Compresión del líquido de frenos

El líquido de frenos es un fluido hidráulico que no se comprime. Aunque el agua tampoco se comprime en estado líquido, cuando se calienta, se convierte en vapor. El vapor sí se comprime, lo que puede provocar una sensación de pedal esponjoso y reducir la capacidad de frenado del vehículo.

Preguntas frecuentes

Antes de despedirnos, te dejamos con unas cuantas dudas que pueden surgirte sobre este tema, y que damos respuesta de forma rápida y directa:

  • ¿Con qué frecuencia debo cambiar el líquido de frenos?
    Se recomienda cambiar el líquido de frenos cada dos años o según las especificaciones del fabricante de tu vehículo. Si vives en una ciudad con unos niveles de humedad muy altos, es posible que tengas que hacer el cambio en intervalos más cortos.
  • ¿Puedo cambiar el líquido de frenos yo mismo?
    Aunque es posible cambiar el líquido de frenos uno mismo, se recomienda que lo realice un profesional, ya que requiere conocimientos y herramientas específicas. No obstante, si te gusta la mecánica y tienes a alguien que te eche una mano, te invitamos a que lo hagas tú mismo. Es un poco engorroso el proceso, pero te ahorrarás un poco en mano de obra.
  • ¿Qué pasa si no cambio el líquido de frenos?
    Si no se cambia el líquido de frenos cuando es necesario, puede provocar una reducción en la capacidad de frenado del vehículo, lo que supone un riesgo para la seguridad. Nunca escatimes en nada relacionado con la seguridad de tu coche.

¿Qué es la sonda lambda? ¿Para qué sirve?

que es sonda lambda

La sonda lambda es un sensor que se utiliza en los vehículos de combustión para medir la cantidad de oxígeno en los gases de escape. Esta información se utiliza para ajustar la mezcla de aire y combustible en el motor, con el fin de optimizar el rendimiento y reducir las emisiones.

¿Cómo funciona la sonda lambda?

ubicacion sonda lambda

La sonda lambda es un sensor electroquímico que genera una señal eléctrica en función de la concentración de oxígeno en los gases de escape. La señal eléctrica se envía a la unidad de control del motor (ECU), que utiliza esta información para ajustar la mezcla de aire y combustible.

La sonda lambda está situada en el tubo de escape. Los coches modernos suelen llevar dos unidades, una al principio del tubo, cerca del motor, y otra más atrás.

Este dispositivo está expuesto a los gases de escape, que contienen una mezcla de oxígeno, dióxido de carbono, vapor de agua y otros gases. La sonda lambda contiene un electrodo de referencia y un electrodo de trabajo. El electrodo de referencia está hecho de un material que no reacciona con los gases de escape, mientras que el electrodo de trabajo está hecho de un material que sí reacciona con los gases de escape.

Cuando la sonda lambda está expuesta a los gases de escape, el oxígeno en los gases de escape reacciona con el electrodo de trabajo. Esta reacción genera una señal eléctrica que se envía a la ECU. La ECU utiliza esta señal para ajustar la mezcla de aire y combustible.

¿Qué tipos de sondas lambda existen?

Existen dos tipos principales de sondas lambda:

Sondas lambda de banda estrecha

Las sondas lambda de banda estrecha son el tipo más común de sonda lambda. Estas sondas lambda solo pueden detectar si la mezcla de aire y combustible es rica o pobre. Esto se debe a que las sondas lambda de banda estrecha solo tienen dos estados: encendido y apagado.

Cuando la mezcla de aire y combustible es rica, la sonda lambda de banda estrecha está encendida. Por otro lado, cuando la mezcla de aire y combustible es pobre, la sonda lambda de banda estrecha se apaga.

Estas lambda de banda estrecha son relativamente baratas y fáciles de fabricar. Sin embargo, no son tan precisas como las sondas lambda de banda ancha.

Sondas lambda de banda ancha

Son más precisas que las sondas lambda de banda estrecha. Esto se debe a que las sondas lambda de banda ancha pueden detectar la concentración exacta de oxígeno en los gases de escape. No obstante, son más caras.

Utilizan un sensor electroquímico para medir la concentración de oxígeno en los gases de escape. Este genera una señal eléctrica que es proporcional a la concentración de oxígeno en los gases de escape. A partir de esta señal, la centralita ajusta la mezcla de aire y combustible en el motor.

Síntomas de una sonda lambda defectuosa

reparar sonda lambda
Una lambda defectuosa suele presentarse completamente cubierta de carbonilla

Los síntomas de una sonda lambda defectuosa pueden ser causados por una variedad de problemas, como la desconexión de la sonda lambda, la contaminación de los contactos, la ruptura de las conexiones, la desconexión de la batería, entre otros.

Aumento de las emisiones

medicion gases itv

Si la sonda lambda está contaminada o no funciona correctamente, puede no detectar la concentración de oxígeno en los gases de escape adecuadamente. Esto puede provocar una mezcla de aire y combustible incorrecta en el motor, lo que a su vez puede aumentar las emisiones de CO, HC y NOx. Lo descubrirás, seguramente, a la hora de pasar por la ITV.

Disminución del rendimiento del motor

Cuando la mezcla de aire y combustible es demasiado rica, puede haber una combustión ineficiente, lo que puede disminuir el rendimiento del motor. Por otro lado, si la mezcla de aire y combustible es demasiado pobre, puede haber una combustión incompleta, lo que también puede disminuir el rendimiento del motor.

Aumento del consumo de combustible

Por el mismo motivo, al trabajar la ECU con datos que no son precisos, el vehículo puede trabajar con valores más seguros, es decir, inyectando más combustible. Este comportamiento es normal, pues el motor puede averiarse por trabajar con una mezcla anómalamente pobre.

Encendido de la luz de advertencia del motor

luz check engine

Otra causa muy común es que se encienda la luz de «check engine», debido a que la ECU se dará cuenta de que la sonda no está haciendo correctamente su trabajo.

Cómo evitar que la sonda lambda se averíe

Hay varias cosas que se pueden hacer para evitar que la sonda lambda se averíe. No obstante, debes saber que tampoco son eternas:

Utilizar combustible de buena calidad

El uso de combustible de buena calidad puede ayudar a prevenir la contaminación de la sonda lambda. La gasolina o el diésel malo pueden contener impurezas que pueden dañar la lambda.

Realizar los mantenimientos

El mantenimiento regular del vehículo puede ayudar a prevenir problemas con la sonda lambda. A la hora de realizar un chequeo completo del vehículo, resulta interesante comprobar el estado de las sondas y hacer una lectura de errores a través de la toma OBD2.

Evitar circular a bajas revoluciones

Especialmente, cuando llevamos vehículos diésel. Aunque estos automóviles dan la mayor parte de la potencia y el par en rangos bajos de revoluciones, conviene pegar de vez en cuando un pisotón para tener limpia la línea de escape. De lo contrario, el hollín dará todo tipo de problemas relacionados con las sondas lambda, la EGR y el filtro antipartículas.

¿Cómo se repara una sonda lambda?

En el mejor de los casos, vas a poder desconectar la sonda y proceder a una limpieza. No obstante, si el componente está dañado, este proceso no te servirá. En cualquier caso, puedes probarlo como primera opción.

La alternativa es sustituirla. Debes buscar un modelo compatible con tu vehículo —en casi todas las webs de repuestos vas a poder encontrar fácilmente la que necesitas poniendo tu matrícula o modelo de vehículo—. Sustituirla no tiene mucho misterio; solo necesitas una llave de vaso específica y un poco de maña para no romper nada durante el proceso.

Tanto si vas a hacer una cosa o la otra, lo primero que necesitas es una llave adecuada para poder aflojar la sonda. Nosotros hemos utilizado esta de BGS que es bastante económica y funciona perfectamente si tienes, como es obvio, el maletín con las herramientas adecuadas.

Oferta
BGS 1139 | Vaso para sondas lambda | entrada 10 mm (3/8″) | 22 mm
  • Hecho de acero al cromo vanadio
  • Anchura de llave: 22 mm

Además, si buscas sustituirla, te recomendamos que busques productos de marcas conocidas como Bosch o Delphi. Puedes buscar el modelo compatible para tu vehículo haciendo clic en este botón y rellenando la información de tu coche (si no te sabes el modelo exacto, puedes hacer una búsqueda exacta utilizando la matrícula).

BUSCAR SONDA LAMBDA

Síntomas de una centralita averiada y precio de reparar

sustituir ecu coche

¿Alguna vez has tenido problemas para arrancar tu coche o has notado que tu vehículo no acelera correctamente? Es posible que la falla provenga de un componente pequeño pero muy importante: la unidad de control del motor, mejor conocida como ECU (por sus siglas en inglés) o centralita.

La ECU es el ‘cerebro’ que controla el funcionamiento del motor de un vehículo. Esta pequeña caja, ubicada generalmente cerca del compartimiento del motor, es en realidad un mini ordenador que procesa señales de varios sensores en el motor y transmite órdenes a los actuadores para regular diferentes parámetros como la inyección de combustible, el avance del encendido, la velocidad de ralentí, etc.

Sin una centralita funcionando correctamente, el motor no podrá desempeñarse adecuadamente. Los síntomas de una ECU defectuosa pueden ir desde una disminución en la potencia del motor hasta dificultades para arrancar el vehículo.

¿Crees que la ECU de tu coche está empezando a fallar? Aquí te explicamos cómo darte cuenta prematuramente de su mal funcionamiento y cuánto suele costar una reparación.

Síntomas de una ECU defectuosa

que es centralita ecu

Cuando la ECU (unidad de control del motor) se estropea, empezarás a notar algunos síntomas que indican que algo no funciona bien. Identificarlos a tiempo es importante para solucionar el problema antes de que se agrave.

Rendimiento deficiente del motor

Un síntoma claro de que la ECU está fallando es una pérdida de potencia y rendimiento del motor. Puede que notes lo siguiente:

  • Falta de aceleración al pisar el pedal del acelerador. La respuesta será lenta y tendrás dificultades para alcanzar la velocidad deseada.
  • Problemas para mantener una velocidad constante en carretera. El motor no responde correctamente a los cambios de pendiente.
  • Disminución de la potencia máxima. No podrás circular a la velocidad punta que solías alcanzar.
  • Mayor consumo de combustible. Al no inyectar y explosionar la mezcla de forma óptima, el motor necesita más carburante.

Todos estos síntomas se deben a que la ECU no está gestionando adecuadamente parámetros como la inyección de combustible o el avance del encendido.

Apagado del motor

Otro indicio habitual de un fallo en la ECU es que el motor se cale o se apague repentinamente mientras conduces. Esto puede ocurrir en diferentes situaciones:

  • Al detener el vehículo en un semáforo o atasco, el motor se cala.
  • Cuando circulas a baja velocidad y pisas el embrague para cambiar de marcha, el motor se apaga.
  • Al aminorar la velocidad antes de tomar una curva, el motor se para.

Son situaciones peligrosas, ya que quedas «tirado» en medio del tráfico. Indican que la ECU tiene problemas intermitentes para regular la velocidad de ralentí.

Consumo excesivo de combustible

Un consumo anormalmente elevado de carburante también delata fallos en la centralita. Puede que notes lo siguiente:

  • El deposito se vacía antes de lo esperado. No llegas a la autonomía habitual.
  • Tienes que repostar con mucha más frecuencia que antes.
  • Tus facturas de gasolina suben sin motivo.

Una ECU defectuosa hace que el motor inyecte más combustible del necesario en los cilindros y lo malgaste en explosiones incompletas.

Encendido de la luz ‘Check Engine’

La mayoría de vehículos cuentan con una luz de aviso «Check Engine» en el salpicadero. Si se enciende, significa que la centralita de abordo ha detectado una avería (la propia ECU u otro sistema).

No ignores esta luz de advertencia, ya que podría estar indicando un problema en la ECU. Llévalo a un taller para que diagnostiquen la causa mediante la lectura de códigos de error.

Dificultad para arrancar

Por último, una centralita estropeada puede provocar que el motor no arranque o lo haga con mucha dificultad. Los síntomas típicos al girar la llave de contacto son:

  • El motor no enciende. Ni siquiera hace el intento.
  • El motor gira pero no termina de arrancar.
  • El arranque es muy lento. El motor tarda unos segundos en encender.

Cualquiera de estos síntomas apunta a que la ECU no está funcionando adecuadamente y por tanto, no se está dando la orden de entregar bien combustible o chispa a los cilindros. Si persiste el problema de arranque, revisa o sustituye la centralita.

Como ves, una ECU averiada da señales claras. No las pases por alto o tendrás graves problemas en el funcionamiento de tu vehículo.

Reparación y sustitución de la centralita

husband car mechanic and woman customer make an agreement on the repair of the car.

Si por los síntomas percibes que la ECU de tu coche está estropeada, debes valorar si merece la pena repararla o es mejor cambiarla directamente por una nueva.

Coste medio de sustitución

El precio de una ECU nueva ronda normalmente entre 600 y 2000 euros en función del modelo de vehículo. La mano de obra del montaje suele costar unos 150-200 euros extra en un taller especializado.

Así pues, debes contar con una inversión mínima de unos 750 u 800 euros si se estropea la centralita. Se trata de una reparación bastante costosa, pero inevitable si quieres que el motor siga funcionando óptimamente.

En algunos casos, puedes encontrar ECUs de segunda mano o reacondicionadas a un precio más económico, sobre los 300 €. Asegúrate de que incluyan garantía antes de comprar una de estas unidades, ya que su vida útil puede ser limitada. Aunque puede parecer interesante comprar una centralita en un desguace, si el coche ha estado a la intemperie y ha llovido, se puede haber estropeado.

Posibilidad de reparación

Antes de sustituirla, valora si merece la pena intentar reparar la ECU estropeada, siempre que los daños no sean muy graves.

Consiste en analizar la placa de circuitos impresos para localizar los componentes dañados y proceder a su soldadura o sustitución. El coste ronda los 100-300 €.

Las reparaciones pueden ser solución temporal, pero a veces fallan pasado un tiempo. Una ECU nueva o reacondicionada puede tener mayor vida útil.

Para coches antiguos en los que no se fabrican nuevas ECUs, la reparación de la original es la única opción.

Recomendaciones para sustituir la ECU

Si finalmente necesitas cambiar la centralita del motor, ten en cuenta estos consejos:

  • Compra la ECU a un proveedor de confianza que proporcione garantía de al menos 1 año. Verifica la compatibilidad con tu modelo de coche.
  • La sustitución la debe realizar un técnico cualificado, ya que requiere programación informática específica que se ajuste a tu vehículo.
  • Tras el montaje, son necesarias las correspondientes pruebas y ajustes. No vale solo con conectarla. Hay que hacer prácticamente una reprogramación completa.
  • Cerciórate de que no quedan códigos de avería ni testigos de alerta encendidos antes de dar el trabajo por finalizado.
  • La instalación incorrecta de una ECU puede provocar daños mayores en el sistema electrónico del auto.

En resumen, ante un fallo de funcionamiento de la centralita del motor, valora reparación o sustitución en función del tipo de daño. Optar por una ECU nueva o reacondicionada puede ser la mejor inversión.

¿Cuál es la Temperatura de Funcionamiento Normal de un Motor? ¿Qué debo hacer si sube?

temperatura funcionamiento motor

Controlar la temperatura del motor de nuestro vehículo es fundamental para maximizar su vida útil y encontrar problemas a tiempo. Independientemente de que tengamos un coche moderno o uno con bastantes años a sus espaldas, en el cuadro tendremos un termómetro. Este puede ser analógico, con una aguja o formar parte del HUD digital y es una herramienta más que suficiente para conocer si nuestro propulsor tiene un funcionamiento correcto.

Temperatura Óptima de Funcionamiento de un Motor

¿A cuántos grados trabaja un motor?

Seguramente hayas escuchado alguna vez que no hay que pisarle mucho al coche si el motor está todavía frío. Es una afirmación totalmente correcta, y es que muchas piezas móviles del interior del vehículo pueden dañarse si sufren rápidamente un contraste de temperatura. Seguramente te haya pasado alguna vez que se te ha roto un vaso por sacarlo del lavavajillas y echarle hielo. O lo contrario, romper un vidrio que estaba a muy baja temperatura al exponerlo a una fuente de calor. A los motores les ocurre exactamente lo mismo.

¿A qué temperatura trabaja un motor a gasolina?

En la mayoría de cuadros, analógicos o digitales, la temperatura mínima que se muestra es de 70 ºC, y la máxima suele ser 130 ºC. Una vez tenemos el coche en funcionamiento, el motor debería estar en una temperatura entre los 90 y los 105 ºC aproximadamente. Esto varía por supuesto en función del tipo de motor, combustible, cilindrada… Del mismo modo, no es igual un motor gasolina que trabaje para un coche eléctrico de rango extendido o un híbrido, que en un vehículo de gasolina puro. Esto se debe a que, en el caso de los híbridos, el motor suele trabajar en un rango muy constante, sin altibajos, por lo que la temperatura, el consumo y las prestaciones que se piden al propulsor son siempre muy estables.

¿Cuál es la temperatura normal de un motor diésel?

Por otro lado, existen motores más sensibles. Los motores diésel necesitan precalentarse antes de arrancar (de ahí que nos muestren un «Stop» en el salpicadero cuando conectamos la llave). No obstante, una vez puestos en marcha, deberían funcionar a una temperatura entre los 80 y los 90 °C.

La temperatura máxima de un motor diésel debería ser de unos 105 °C. Es decir, si vemos que la aguja sube de ese punto, debería comenzar a preocuparnos.

¿Qué temperatura se considera normal en un motor rotativo?

Los motores rotativos, como el del Mazda RX-8 son extremadamente sensibles a los cambios bruscos, y hay que exigirles potencia solamente si están calientes. Esto, no obstante, también se puede aplicar a cualquier coche de gran cilindrada con carácter deportivo, tenga un motor rotativo o convencional de cuatro tiempos.

La temperatura normal de funcionamiento de un motor rotativo se encuentra generalmente entre 85 °C y 95 °C. No obstante, el compartimiento del motor puede alcanzar temperaturas mucho más altas. Un buen sistema de refrigeración y control de temperatura es más esencial en este tipo de motores.

¿Por qué se sobrecalienta mi motor? Motivos por los que sube la temperatura del motor de tu coche

Problemas en el Sistema de Refrigeración

Puede deberse simplemente a un bajo nivel de líquido refrigerante, algo bastante común y que el vehículo suele avisarnos normalmente, o a un problema algo más serio como una fuga en el circuito de refrigeración.

Por norma general, las fugas en los sistemas de refrigeración se dan en las conexiones entre elementos del sistema, como las mangueras, la conexión al radiador, el propio radiador, los tapones o la culata del motor en el peor de los casos. Si conduciendo te saltara un aviso de sobrecalentamiento del motor, debes tener mucho cuidado al parar y esperar unos minutos antes de abrir el tapón del depósito de refrigerante. Lo habitual es que el agua salga ebullendo por ese tubo, por lo que debemos tener mucha precaución para no sufrir una quemadura.

Fallo del Termostato

El termostato del vehículo controla el flujo de agua y refrigerante del radiador al motor. El mal funcionamiento del termostato puede provocar varios síntomas relacionados con el exceso de temperatura en el motor y su estado.

Un termostato que no funciona bien suele dar picos de temperatura, ya que se abrirá y cerrará de forma aleatoria, haciendo que el refrigerante no fluya de forma normal por el circuito. Esto tendría como resultado tanto un motor que se calienta en exceso como un motor que no llega a obtener una temperatura óptima de funcionamiento.

Obstrucción o suciedad en el Radiador

El polvo, partículas, arena, virutas de óxido, insectos y demás elementos pueden bloqueas las entradas de aire de nuestro radiador y mermar significativamente su capacidad de disipar calor. También puede ocurrir que exista suciedad dentro del circuito de refrigerante, por lo que debería ser retirado y limpiado por un profesional si no somos expertos en esta materia.

Problemas con el ventilador

Los ventiladores equipados en los sistemas de refrigeración de los motores de combustión interna pueden perder eficiencia con los años. En algunos casos, este puede perder hasta la mitad de su capacidad para mover aire o incluso dejar de funcionar. Para evitar esto, deberíamos sustituir el ventilador cada vez que cambiemos la bomba de agua, ya que el ciclo de vida útil de estos dos elementos es exactamente el mismo.

Del mismo modo, puede ocurrir que el ventilador no funcione porque se haya roto la correa de transmisión que la acciona desde el cigüeñal. Esta correa es diferente de la correa de distribución y nuestro coche la tendrá independientemente de si la distribución la ejerce con cadena o con correa. No obstante, esta correa sí depende del circuito de distribución. En los vehículos más modernos, los ventiladores tienen un funcionamiento puramente eléctrico. Si tu coche tiene un ventilador de este tipo, impulsado desde la polea del cigüeñal, puede ser buena idea sustituirlo por uno electrónico para evitar sustos.

¿El nivel de temperatura del motor debe estar siempre en la mitad?

temperatura mitad motor
Si en tu cuadro se muestran los 100 ºC en el centro, la aguja debe quedar un poco antes del centro

Por norma general, la aguja del indicador de temperatura se posiciona alrededor de la mitad del medidor una vez el motor ha alcanzado su temperatura de funcionamiento. Esto indica que el sistema de enfriamiento está funcionando correctamente y que el motor se encuentra en un rango óptimo de temperatura. No obstante, esto suele aplicar a los cuadros que tienen en el centro el valor de 90 ºC.

Mantener el motor dentro de este rango de temperatura es esencial para evitar el sobrecalentamiento, que puede causar daños severos y costosas reparaciones. Una temperatura equilibrada permite una lubricación efectiva, una expansión adecuada de las piezas y una combustión eficiente, factores que reducen el desgaste y mejoran el desempeño del motor.

Si la temperatura del motor se aleja de este punto medio y tiende hacia el lado caliente, es importante actuar rápidamente. Un aumento puede ser indicativo de problemas como falta de refrigerante, una bomba de agua defectuosa, un termostato atascado, o un radiador obstruido. Identificar y resolver el problema a tiempo puede evitar daños irreparables en el motor.

Por el contrario, si la temperatura se mantiene persistentemente baja, también es motivo de atención. Un motor que no alcanza su temperatura óptima de funcionamiento puede consumir más combustible y generar emisiones más altas. Además, el aceite del motor podría no alcanzar la viscosidad necesaria para lubricar adecuadamente, incrementando el desgaste de los componentes internos.

Es fundamental revisar periódicamente el sistema de enfriamiento y realizar el mantenimiento adecuado, como cambiar el líquido refrigerante en los intervalos recomendados por el fabricante. La vigilancia constante sobre el indicador de temperatura del motor y la respuesta oportuna ante cualquier irregularidad ayudará a asegurar su correcto funcionamiento y prolongar la vida útil del motor.

EGR. Qué es, para qué sirve y cómo limpiar esta válvula de tu coche

La válvula EGR es uno de los componentes de los motores de combustión interna que más dan que hablar. Se trata de un sistema anticontaminación bastante problemático que equipan todos los vehículos. En este artículo explicaremos todo lo que necesitas saber de este sistema. Explicaremos su funcionamiento, cómo hacerle un correcto mantenimiento y qué hacer en caso de que suframos una avería.

Válvula EGR. ¿Qué es y para qué sirve?

esquema funcionamiento egr
Esquema de funcionamiento de la válvula EGR

EGR significa «Exhaust Gas Recirculation», lo que en español vendría a significar «Recirculación de Gases de Escape». Es un sistema antipolución vigente en Europa desde la normativa Euro 2, es decir, desde el año 1996.

Su funcionamiento es muy sencillo, a la vez que problemático. La válvula EGR se encarga de volver a introducir en la admisión los gases del escape. O lo que es lo mismo, este sistema reconduce el humo que sale por el escape de nuevo a la cámara de combustión. ¿Por qué motivo? Para reducir la emisión de gases nocivos, especialmente los óxidos de nitrógeno (NOx).

Al introducir los gases de escape de nuevo en los cilindros del motor, la combustión se realizará de una forma más sucia y pobre. A cambio, obtendremos una expulsión de gases que el catalizador de nuestro coche será capaz de trabajar con mayor precisión. Como resultado, se producirán gases más sencillos y con menor carga de toxicidad.

¿Dónde está la válvula EGR?

localizacion egr vag
Localización de la EGR en un motor del Grupo Volkswagen

La ubicación de la válvula EGR está entre el colector de admisión y el escape. Es realmente un puente que comunica la salida del ciclo con la entrada.

Además, esta tecnología está presente tanto en motores diésel como en gasolina. No suele dar tantos problemas en los propulsores gasolina como en los de gasóleo. Hay que tener en cuenta que lo tendremos en cualquier coche con motor de combustión, sea gasolina, diésel o híbrido (PHEV, MHEV…).

¿Por qué se producen problemas con la EGR?

obstrucción EGR
La acción de la EGR produce carbonilla que puede obstruir por completo el sistema

Al reconducir los gases de nuevo a la admisión del motor, se genera suciedad en el motor. Esta suciedad, en forma de hollín se va acumulando en la toma de admisión. Si no hacemos nada para evitarlo, se acumulará más y más, formando la conocida carbonilla. Llegado a un punto, nuestro motor no tendrá la capacidad de aspirar aire limpio, generando problemas de rendimiento. En esta fase, tendremos que acudir a un taller para solucionar el problema.

Avería de la Válvula EGR. Un tema polémico

La reconducción de gases de escape no es infinita. La válvula obviamente acaba abriéndose para dejar pasar el resultado de la combustión. El problema es que la válvula está programada para abrirse únicamente bajo unas condiciones concretas, que es cuando circulamos a altas revoluciones. La mayoría de conductores desconocen este detalle. Circulan durante kilómetros y kilómetros en ciudad, acumulando gramos y gramos de carbonilla hasta que se acaba produciendo la avería.

Problemas en la válvula EGR en motores diésel

El problema de la carbonilla es especialmente delicado en los motores de gasóleo. A diferencia de los coches de gasolina, un vehículo diésel jamás dará la potencia a altas revoluciones. La potencia y par se encuentran normalmente en un rango entre las 2000 y las 3500 vueltas por minuto.

Al no existir la necesidad de ir a punta de gas, muchos conductores no se dan cuenta de que la EGR de su coche no se abre jamás. Sumado a que la combustión del diésel produce mucha más suciedad que la gasolina, nos lleva a fallas prematuras. Muchos vehículos acuden al taller con problemas en la EGR incluso antes de cumplir el año.

Cómo detectar fallos en la válvula EGR

Los talleres mecánicos reciben cada día muchísimos vehículos cuyos propietarios aseguran que han dejado de funcionar como antes. En la mayoría de los casos, se trata de problemas de EGR. Por ese motivo, resulta interesante que puedas anticiparte al fallo conociendo la sintomatología de este componente de tu motor:

Síntomas de una EGR rota o Defectuosa

Detectar una avería en el sistema de recirculación de gases es relativamente sencillo.

Pérdida de potencia del motor

El principal síntoma de un coche cuya EGR ha comenzado a fallar es la pérdida de potencia. Este fenómeno se nota especialmente cuando circulamos por vías rápidas. En marchas largas, al coche le costará llegar a una velocidad de 100 o 120 km/h.

Del mismo modo, le costará mantenerse a una velocidad constante o hacer una recuperación bajando una o dos marchas.

Otros síntomas que pueden indicar problemas con la EGR

  • Humo negro a través del tubo de escape
  • Luz de fallo motor o de emisión de gases encendida en el cuadro
  • Aumento del consumo de combustible
  • Aumento de las emisiones de gases de óxidos de nitrógeno (NOx)
  • El motor entra en modo seguro o modo de emergencia
  • El motor no tiene un comportamiento estable a ralentí.

¿Cuánto cuesta reparar la EGR?

valvula egr
La solución es la limpieza o sustitución de la válvula, aunque en algunos casos, hay que cambiar toda la admisión

En los casos menos graves, el problema puede repararse simplemente limpiando la entrada de la válvula EGR. Habitualmente este proceso se realiza en taller de forma manual o mediante ultrasonido, aunque hablaremos detenidamente de esto en un epígrafe más adelante.

Por otro lado, no siempre es suficiente este proceso. En ocasiones, la válvula está relativamente limpia, pero la toma de admisión no. Eso puede encarecer el precio final de forma significativa:

Sustitución de la Válvula EGR

En muchos casos te ofrecerán directamente un reemplazo de la EGR por una nueva. El componente suele costar unos 150-200 euros, pero requiere numerosas horas de mano de obra. Por tanto, no es una operación sencilla y mucho enos barata.

Casos graves: toma de admisión afectada por la válvula EGR

En el caso más extremo, limpiar o cambiar la válvula EGR no será suficiente si el colector de admisión está taponado de carbonilla. El proceso de coquización del hollín impedirá al motor absorber aire limpio, generando un problema grave que incluso puede llegar a dañar los cilindros.

¿Cuánto cuesta limpiar el colector de admisión?

La limpieza del colector de admisión puede costar más de 600 euros. Más aún en casas oficiales o marcas de vehículos de lujo. Estas últimas pueden incluso ofrecerte directamente una sustitución del sistema de admisión del vehículo.

¿Qué precio tiene sustituir el sistema de admisión de mi coche?

En marcas alemanas premium como Mercedes-Benz optarán directamente por el reemplazo de componentes. Por tanto, sustituirán el sistema de admisión por uno completamente nuevo y limpio. Esta operación nos puede llegar a costar más de 1000 euros sin contar las horas de mano de obra de los profesionales del taller.

Cómo limpiar la válvula EGR

limpieza manual valvula egr

Como venimos diciendo a lo largo de este artículo, la carbonilla y los residuos afectan gravemente al buen funcionamiento de la EGR, haciendo que el motor deje de funcionar como es debido. Limpiar la válvula EGR es esencial para mantener el rendimiento del motor y evitar averías. Aunque es posible realizar esta tarea uno mismo, siempre es recomendable consultar el manual de usuario del vehículo o buscar la asistencia de un profesional para evitar daños en el sistema.

El proceso de limpieza requiere desmontar la válvula del motor, lo que puede ser un procedimiento delicado. Antes de empezar, es fundamental desconectar la batería para evitar cortocircuitos. Después, se deben retirar los tornillos o clips que sujetan la válvula EGR al colector de admisión. Una vez accesible, es importante inspeccionar la válvula para comprobar su estado y decidir si una limpieza es suficiente o si es necesario reemplazarla.

Para limpiar la válvula EGR, se pueden utilizar productos específicos de limpieza diseñados para este fin, que ayudan a disolver la carbonilla sin dañar los componentes internos. Es importante seguir las instrucciones del fabricante del limpiador y aplicarlo con cuidado, asegurándose de que penetra en todas las zonas afectadas por los residuos. Tras la aplicación, se debe dejar actuar el producto el tiempo recomendado antes de proceder a retirar la suciedad con un cepillo suave o un paño.

Una vez limpios los componentes, es crucial asegurarse de que queden completamente secos antes de volver a montar la válvula EGR en el vehículo. La presencia de humedad podría causar corrosión o mal funcionamiento. Al reinstalar la válvula, se debe verificar que todas las conexiones eléctricas y mecánicas estén bien ajustadas para evitar fugas de gases o errores en el sistema de gestión del motor.

Finalmente, después de la limpieza, es aconsejable realizar una prueba de carretera para asegurarse de que la válvula EGR está funcionando correctamente. Esto ayuda a identificar cualquier posible problema antes de que se convierta en una avería costosa. Mantener limpia la válvula EGR no solo ayuda a prolongar la vida útil del motor, sino que también contribuye a una conducción más eficiente y ecológica.

Por último, aunque pueda tentar la idea de hacerlo uno mismo para reducir costes, es importante tener en cuenta que una limpieza inadecuada puede causar daños a la válvula o al motor. Por ello, solo te recomendamos que metas mano si tienes conocimientos de mecánica.

¿Qué precio tiene la limpieza de la válvula EGR?

La limpieza profesional con ultrasonidos es mucho más efectiva que la limpieza a mano, pero también tiene un coste más alto

El coste de limpiar la válvula EGR va a depender de muchos factores. Uno de ellos es el tipo de vehículo y lo accesible que sea la válvula. Los vehículos más modernos o con diseños de motor más complejos pueden requerir más mano de obra para llegar a la válvula EGR, lo que puede aumentar el precio de la limpieza. Por lo general, el costo de este servicio puede oscilar entre 50 y 250 euros, aunque es recomendable consultar con un taller especializado para obtener un presupuesto más ajustado a tu coche.

Además del modelo del coche, el método de limpieza elegido también afectará el precio. La limpieza de la válvula EGR puede hacerse de forma manual, utilizando productos químicos específicos o mediante ultrasonido. La opción de limpieza por ultrasonido suele ser más costosa, pero proporciona una limpieza más profunda y detallada.

Cabe destacar que, en ocasiones, la válvula EGR puede estar tan obstruida que la limpieza no sea suficiente, siendo necesaria su sustitución. En estos casos, el precio de la operación se incrementará significativamente. Junto a la mano de obra, hablamos de un desembolso de entre 350 y 500 euros de media.

Cómo evitar averías en la EGR. Mantenimiento

Cómo evitar almacenar carbonilla en la válvula EGR

La ciudad y la conducción a bajas revoluciones son un imán para el hollín. Cuando realizamos trayectos cortos, a velocidad baja y sin elevar el cuentarrevoluciones, la válvula EGR de nuestro coche no se abre. Esto impide que salga el hollín por el escape y será acumulado. Especialmente en el motor diésel, esto puede suponer un problema grave a medio y largo plazo.

Para evitar este fenómeno, es interesante elevar de revoluciones de vez en cuando el motor en marchas bajas. Cumpliendo con las normas de circulación a velocidad legal o simplemente en un lugar apartado.

Cuando realicemos este ejercicio, lo habitual es que salga un poco de humo negro por el tubo de escape. Serán los residuos de los que hemos hablado en esta entrada.

Otros Mantenimientos a tener en cuenta

  • Utiliza un aceite de calidad y sustitúyelo cuando indique el fabricante.
  • Revisa los filtros y cámbialos por unos nuevos cuando sea necesario.
  • Realiza una limpieza periódica del sistema de inyección.

Cómo Anular la Válvula EGR

Una práctica cada vez más extendida en talleres y foros de Internet es anular la válvula EGR. Con ello, obtendríamos un motor que se desprendería automáticamente de los problemas causados por este sistema. No obstante, no todo son buenas noticias. En la mayoría de países no está permitido circular por la vía pública con dicha modificación. Cabe destacar que solo es posible anular la EGR de forma sencilla si funciona por vacío, como ocurre en muchos motores diésel del Grupo VAG.

¿Qué pasa si anulo la válvula EGR?

Cuando los problemas comienzan con la EGR, muchos piensan en anularla. Para ello se limpia completamente de carbonilla y se tapa el conducto de la válvula colocando una chapa entre la EGR y la toma de admisión.

Sin embargo, este procedimiento puede ser más complejo en vehículos más modernos. Para hacer la operación será también necesario hacer una modificación de software vía OBD. Además, la alteración podrá ser detectada si en algún momento durante una ITV le conectan un dispositivo de diagnosis a tu coche, con la consiguiente multa.

En absoluto. Circular por carretera o ciudad con la válvula EGR anulada es ilegal y nos exponemos a ser multados. Eso sí, difícilmente la Policía o Guardia Civil lo van a notar mientras circulas. Eso no quita puedas tener problema por ejemplo durante una ITV. Si un técnico detecta la modificación, la inspección quedará rechazada automáticamente podrás ser sancionado.

Homologación

En algunos casos se ha llegado a demostrar que el sistema EGR puede ahogar el rendimiento de algunos motores de modelos concretos.

Con la ley por delante, podríamos investigar nuestro caso y solicitar un proceso de homologación específico para nuestro coche. Requerirá el pago de varias tasas y una inspección técnica personalizada para tu coche. Es complicado y puede ser un proceso largo y lleno de burocracia, pero no imposible.

Competición

Los vehículos de competición están exentos de cumplir las normativas de emisiones. Por ello, pueden funcionar sin EGR. Para mejorar su rendimiento, lo habitual es que también trabajen sin filtro de partículas, sin catalizador y con tubos de escape totalmente rectos.

Pero todo esto tiene truco. Independientemente de que puedas utilizar un coche de calle en circuito con estas modificaciones, el automóvil no podrá pisar la vía pública. De hacerlo, nos enfrentaremos a cuantiosas multas. Tendremos que llevar el coche al circuito montado en una grúa y retirarlo haciendo lo mismo.

Por qué no deberías anular la EGR de tu coche

Modificar un motor conlleva siempre riesgos. Los ingenieros mecánicos suelen tener en cuenta todas las variables posibles cuando diseñan un propulsor. Por tanto, modificar un parámetro va a alterar el conjunto en menor o mayor medida.

Puntos negativos de anular la válvula EGR

  • Multas. Si la modificación es detectada, seremos sancionados.
  • Dificultad para pasar el test de emisiones de la ITV.
  • Mayor ruido, vibraciones y brusquedad del motor incluso a bajas revoluciones. El propulsor originalmente está diseñado para trabajar con gases reciclados. Un motor modificado únicamente aspirará aire limpio, que estará frío. La modificación hará menos eficiente al motor en bajas revoluciones.
  • Peor rendimiento del motor en frío. Debido a no contar con los gases calientes, nuestro propulsor trabajará a una temperatura más baja, perdiendo eficiencia en invierno.
  • Aumento de la contaminación. Nuestro vehículo emitirá más partículas nocivas y contaminantes. Tendremos un mayor impacto sobre la calidad de vida de nuestros vecinos. Se trata de un coste ético que deberemos tener en cuenta.

¿Se puede pasar de embrague bimasa a monomasa? ¿Es recomendable?

cambiar bimasa a monomasa

Casi todos los coches diésel utilizan embragues de tipo volante bimasa. También solemos verlo en los vehículos de gasolina de gran cilindrada. Sin embargo, el volante bimasa solo nos preocupa cuando tenemos que cambiar el embrague por uno nuevo. Los bimasa son caros, y nos puede surgir la duda de qué pasará si decidimos sustituirlo por un monomasa, que son más económicos.

En este artículo vamos a explicarte paso a paso por qué pasar de bimasa a monomasa puede no ser una gran idea. Luego, tú decides si te interesa o no hacer el cambio.

¿Qué es un Embrague Bimasa?

embrague bimasa

Un embrague bimasa, también conocido como volante motor bimasa, es un tipo de volante de inercia diseñado para absorber las vibraciones y ruidos del motor. Es comúnmente utilizado en coches diésel modernos para proporcionar una conducción más suave y silenciosa.

Los motores diésel tienen mucho par, y pueden poner en jaque los embragues monomasa. Además, los vehículos diésel son más nerviosos debido a su modo de combustión. El bimasa juega un papel crucial en la reducción de estas vibraciones, protegiendo así otros componentes del motor y mejorando la comodidad de conducción.

¿Cómo funciona?

Este sistema está compuesto por dos masas que pueden moverse ligeramente una con respecto a la otra, lo que permite una mayor suavidad en la transmisión y reduce los ruidos y vibraciones.

¿Y qué es un embrague monomasa?

Por otro lado, el embrague monomasa es un diseño más simple y robusto. Consiste en un solo volante sólido sin mecanismos para absorber las vibraciones. Es más barato, pero no ofrece la misma suavidad de conducción. Por eso, no se suele utilizar en vehículos diésel.

¿Qué problema puede darme poner un embrague monomasa a mi coche diésel?

embrague monomasa

A nadie le agrada tener que cambiar el embrague. Es una reparación muy cara. Si, además, el coche que tenemos que reparar usa un embrague de tipo volante bimasa, nos tocará pagar una factura mucho mayor.

En algunos talleres, es común que nos ofrezcan la posibilidad de reducir el precio instalando un embrague monomasa. Sin embargo, eso conlleva una serie de consecuencias negativas que vamos a desglosar de forma detallada:

Aumento de Vibraciones y Ruido

Uno de los mayores inconvenientes de cambiar a un embrague monomasa en un coche diésel es el aumento significativo de vibraciones y ruido. Los motores diésel, por su naturaleza, generan más vibraciones que los de gasolina. El embrague bimasa está diseñado para mitigar estas vibraciones, por lo que al eliminarlo, se transfiere más movimiento y ruido al habitáculo.

Si ya te molestaba el nerviosismo de tu TDI, ahora, vibrará más. Si tienes niños que suelen marearse o suegras que se quejan de lo mal que conduces, prepárate para lo que se viene a partir de ahora.

Impacto en la Conducción

La suavidad en la conducción es una de las características más apreciadas en los coches modernos, especialmente en modelos de gama alta y vehículos familiares.

Al convertir a un embrague monomasa, se compromete esta suavidad, lo que puede resultar en una experiencia de conducción menos placentera y más fatigante, especialmente en viajes largos o en tráfico pesado.

Problemas para salir en primera marcha

En muchos casos, al colocar un embrague monomasa donde debería haber un bimasa, la primera marcha queda casi inservible. Algunos usuarios optan directamente por salir en segunda, algo que no es recomendable para preservar la vida útil del nuevo embrague.

Riesgos para otros componentes

Al transmitirse más vibración, pueden dañarse o desgastarse otros componentes adyacentes. Si, además, el vehículo tiene el motor potenciado —por una repro, por ejemplo—, el riesgo de rotura del embrague será mayor.

Garantía y reventa

Si vas a vender el coche y has hecho una chapuza de este tipo, es posible que te cueste convencer a alguien de que se quede el coche. Al fin y al cabo, estarás tratando de vender un vehículo con una reparación cutre, y que afecta directamente al confort dentro del habitáculo.

Mayor coste a largo plazo

Aunque inicialmente puede parecer más económico optar por un monomasa, los costes a largo plazo pueden aumentar debido a reparaciones adicionales causadas por vibraciones excesivas y desgaste de otros componentes.

Conclusiones finales

aceite embrague

En la medida de lo posible, no te la juegues con el embrague. Los fabricantes de coches suelen racanear hasta en el número de hilos que cosen en la tapicería de los asientos. Sin embargo, no suelen escatimar en cosas tan importantes como el embrague.

¿Por qué decimos esto? Porque si el fabricante ha decidido que es mejor que el vehículo funcione con un volante bimasa, es porque realmente lo necesita. Si estás corto de dinero y necesitas reparar el coche por necesidad, puedes pasarlo a monomasa. No obstante, ya te adelantamos que lo más seguro es que te arrepientas.

Clasificación de los aceites del Grupo Volkswagen. Especificaciones y Equivalencias

especificaciones aceites vw

Las principales marcas de vehículos del Grupo Volkswagen (VW, Audi, Skoda, Seat y Cupra) suelen tener como requisito el uso de aceites específicos homologados por el propio fabricante alemán. No obstante, no es el único grupo automovilístico que utiliza especificaciones distintas para lubricar sus motores.

Para cualquier usuario normal, estas especificaciones de aceite pueden parecer complejas y difíciles de entender. En este artículo, nos proponemos desglosar y clarificar el significado de las variadas especificaciones de aceite del Grupo Volkswagen, proporcionando una guía para ayudar a los propietarios de estos vehículos a elegir el aceite más adecuado y óptimo para sus coches, garantizando así el mejor rendimiento y cuidado del propulsor.

¿Qué es exactamente una especificación? ¿Qué significa cuando hablamos de aceite para motores?

Cuando un fabricante diseña un motor, la compañía lo somete a durísimas pruebas para garantizar su longevidad y buen funcionamiento. Tras muchos ensayos, llegan a la conclusión de las propiedades físicas que deben tener productos como el aceite o el refrigerante para que el motor funcione en óptimas condiciones.

Una «especificación» es como se llama al producto que cumple esas características. Un aceite específico conecta con sus propiedades físicas y químicas con esos requerimientos previamente marcados por el fabricante del automóvil.

Parece simple, ¿verdad? Pues no lo es tanto. Ni los fabricantes de automóviles, ni los productores de lubricantes detallan todas las propiedades relevantes en sus fichas técnicas. Es un juego más complejo.

Los fabricantes de coches establecen una serie de requisitos y pruebas que un aceite debe cumplir. Las empresas petroleras testean sus productos para ver si cumplen con esos requisitos. Si lo hacen, marcan sus productos con esa especificación. Eso indica que el aceite es adecuado para los coches que requieren esas características. Básicamente, las especificaciones funcionan como claves para encontrar el aceite correcto para cada coche. Al elegir un aceite basado en su especificación, nos aseguramos de que es el idóneo para nuestro modelo. De ahí que sea tan importante no salirnos de la norma cuando vamos a cambiar el aceite en un coche del Grupo VAG o de cualquier otro que recomiende aceites específicos.

¿Cómo se clasifican y comparan los aceites del Grupo Volkswagen? ¿A qué SAE equivalen?

longlife vw aceite

Volkswagen tiene en uso 11 tipos diferentes de especificaciones para sus aceites de motor. Varias se originaron en la década de 1990 y otras más recientes, después del año 2000.

Algunas de estas especificaciones son apropiadas para vehículos de gasolina y otras para los que funcionan con diésel. Además, varían según los intervalos de cambio de aceite, algunos de estos aceites están diseñados para cambiarlos de forma más regular. Otros son «Longlife», es decir, que pueden ser cambiados con mayor espacio en el tiempo.

Esto implica que no todas las especificaciones requieren el mismo nivel de calidad en los aceites. Hay estándares de alta y baja calidad, y es clave saber seleccionar el adecuado si se busca un aceite que sobresalga en múltiples aspectos.

  VW
500.00
VW
501.01
VW
502.00
VW
503.00
VW
503.01
VW
504.00
VW
505.00
VW
505.01
VW
506.00
VW
506.01
VW
507.00
Suavidad de
mezcla
+ + + + + ++ + ++ + + ++
Desgaste + + + +++ ++ +++ + ++ +++ +++ +++
Lodos ++ ++ ++ ++ ++ +++ ++ ++ ++ ++ +++
Depósitos
en pistones
+ + ++ +++ +++ +++ + ++ +++ +++ +++
Engrosamiento
oxidativo
+ + +++ +++ +++ +++ ++ ++ ++ +++
Economía
de combustible
++ ++ ++ ++ ++ ++
Compatibilidad
con tratamiento
posterior
++   ++
Viscosidad
típica
(equivalencia
SAE)
Todas Todas 0W-30
0W-40
5W-30
5W-40
10W30
10W40
0W-30 0W30
0W-40
5W30
5W-40
5W30 Todas 5W-30
5W-40
0W-30 0W-30 5W-30
Nota: más signos ‘+‘ siempre significan que el aceite rinde mejor en ese segmento. Por ejemplo, +++ en la categoría Lodos significa que se forman menos lodos en el aceite, no más.

Como veníamos diciendo, hay aceites dentro de las especificaciones de Volkswagen diseñados para servicios regulares, y también hay aceites ideados para cambios más largos, los LongLife. El intervalo estándar se puede usar en cualquier vehículo, pero para elegir el intervalo prolongado se requieren dos requisitos:

  1. Un motor que esté homologado para intervalos de cambio prolongados.
  2. Que el aceite tenga la especificación para usarse como aceite de larga duración.

La mayoría de los vehículos del Grupo Volkswagen producidos después del año 2000 ofrecen la opción de intervalo de cambio prolongado:

  • Para los motores de gasolina, esto equivale a 30.000 kilómetros o un límite máximo de 2 años.
  • En el caso de los motores diésel, los intervalos pueden ser de 30.000, 35.000 o 50.000 kilómetros, también con un máximo de 2 años.

Aunque estos números puedan llegar a sorprender a muchas personas que suelen hacer sus cambios cada 10.000 o 15.000 kilómetros, cabe recordar que el desarrollo de los aceites de motor ha avanzado significativamente en todo este tiempo y estas cifras son bastante comunes en el mercado actual.

Los coches que son compatibles con el servicio de cambio prolongado también cuentan con una serie de sensores y electrónica que puede sugerir un cambio de aceite anticipado si las condiciones de uso no son las ideales, como en el caso de que queden registrados muchos problemas para arrancar en frío. Por tanto, no hay que tenerle miedo a estos lubricantes.

¿Qué determina que un coche use una especificación u otra?

motores grupo vag

Aunque tu coche sea del Grupo Volkswagen (VW, Seat, Audi, Skoda…), no puedes usar cualquier especificación sin consultar. No obstante, un mismo motor sí puede utilizar varios aceites de distintas especificaciones en función de la actividad que se vaya a realizar.

Cuando se trata de seleccionar una especificación adecuada, hay varios aspectos clave a considerar. Lo más crucial es determinar qué es exactamente lo que el fabricante del vehículo especifica. Esa incógnita de la que hablábamos antes y reflejamos en la tabla.

Como comentamos hace unas líneas, no todas las especificaciones son iguales. Es vital consultar el manual de tu vehículo para saber qué especificaciones soporta. Entonces, ¿qué debo hacer si no tengo el manual? ¿Y si el fabricante me da varias opciones? Pues bien, estos son los factores más importantes a tener en cuenta al elegir una especificación:

  • Gasolina vs. Diesel. Los motores diésel generan más calor y exigen más del aceite, requiriendo un aceite más robusto. Además, el aceite debe ser compatible con sistemas específicos de los coches diésel.
  • Estándar vs. LongLife. ¿Necesitas un aceite con mayor vida útil? Muchos vehículos del Grupo Volkswagen permiten intervalos de cambio de aceite más largos si eliges un aceite de mejor calidad. Por lo tanto, a menudo necesitarás un aceite diferente si deseas esta opción. Obviamente, hablamos de un aceite mucho más caro.
  • Bomba inyectora vs. Common Rail. Los motores TDI que funcionan con bomba inyectora (Pumpe-Düse o PD) utilizan aceites específicos distintos a los motores TDI modernos, que son Common Rail.
  • ¿Filtro de partículas? No te equivoques de especificación. Si tu VAG diésel (TDI) tiene filtro de partículas, debes usar el aceite que te indica el fabricante só o sí. Concretamente, necesitas uno bajo en SAPS. Si usas otro, dañarás el filtro de partículas (DPF), y es una pieza bastante cara de sustituir.
  • Motores especiales. Por último, los motores de rendimiento que se utilizan en los coches más lujosos del Grupo Volkswagen, también necesitan aceites complejos, como podría ser el V10 de Audi, por ejemplo.

Guía visual: Cómo identificar el aceite VW de mi coche

Siguiendo los pasos del punto anterior, aquí te dejamos un esquema para guiarte sobre el tipo de aceite que debe utilizar tu coche:

esquema especificaciones aceite volkswagen

Cómo Arrancar el Motor de Tu Coche en Invierno: Guía Completa y Consejos Prácticos

arrancar coche frio

El invierno representa todo un desafío para aquellos conductores que deben utilizar sus vehículos durante los meses de temperaturas más bajas. Existen diversos factores que inciden en que sea más complejo arrancar el motor cuando las temperaturas caen considerablemente.

Componentes como la batería y el combustible se ven afectados por el frío, volviéndose menos efectivos. Otros como el aceite de motor cambian su composición dificultando su fluidez. Todos estos elementos combinados transforman la tarea de dar marcha al motor en una misión difícil de lograr para cualquier conductor.

Por suerte, existen técnicas y cuidados que pueden implementarse para facilitar el encendido exitoso del vehículo sin importar que tan baja sea la temperatura exterior.

¿Por qué es diferente arrancar el motor en invierno?

Las complejidades del arranque en frío tienen que ver con cambios y efectos que sólo se manifiestan cuando llegan los rigores invernales. La batería, por ejemplo, ve reducida su capacidad de generar corriente en ambientes muy fríos. Para girar el motor de arranque se requiere mucha más energía en invierno que en verano, por lo que una batería débil o con escasa carga es uno de los principales obstáculos.

Otro factor determinante es la viscosidad de fluidos esenciales como el aceite de motor. Las bajas temperaturas hacen que este lubricante se vuelva más espeso y pesado. Esto genera mayor fricción y resistencia entre las piezas internas del motor, las cuales se mueven con mucha más dificultad, retrasando el proceso de arranque.

Algo similar sucede con el combustible, ya sea gasolina o diésel, que tiende a espesarse y hasta gelatinizarse con el frío, obstruyendo filtros e inyectores, provocando una combustión deficiente.

Por último, la humedad ambiental también juega en contra al condensarse para luego congelarse dentro de tuberías y conductos de alimentación de combustible.

Problemas comunes al intentar arrancar el coche en frío. ¿Qué está fallando?

Llegar al garaje una mañana fría de invierno y encontrarte con un coche que no arranca es una situación bastante común. Si necesitas comprobar punto por punto, aquí tienes los escenarios ordenados de más probable a menos probable:

Batería agotada

Si el coche no arranca por baja temperatura, lo más probable es que el problema sea que la batería se haya descargado total o parcialmente. Al no haber la energía mínima requerida para activar el motor de arranque, no vamos a poder encender el vehículo.

Problemas con bujías y bobinas

Otros dos elementos que añaden un extra de dificultad son las bujías y bobinas de encendido cubiertas por una capa de hielo o escarcha que impide la generación de la chispa necesaria para la combustión.

En este caso, lo único que podemos hacer si no somos unos expertos es calentar el sitio en el que está aparcado el vehículo, o mover el coche —en la medida de lo posible— a un punto donde dé un poco el Sol.

Aceite inadecuado

También es común encontrar que el aceite del motor se ha vuelto tan espeso y viscoso que opone gran resistencia al giro del cigüeñal y demás componentes internos.

De ahí que sea tan importante conocer el tipo de aceite de motor que debemos usar en función del clima de donde vivamos.

Combustible gelatinizado

En los vehículos con inyección de combustible, el frío puede hacer que éste se gelatinice y no fluya correctamente hacia los inyectores, generando una mezcla muy pobre incapaz de encender el motor. Asimismo, no es raro que se produzca congelamiento en tuberías y conductos de alimentación de combustible, obstruyéndolos completamente.

Fallo en la lectura de los snesores

Otros problemas típicos son los relacionados con los sensores y los componentes electrónicos, que pierden efectividad o dejan de funcionar con temperaturas extremadamente bajas. Incluso cuando el motor llega a encender, suele ser difícil mantenerlo en marcha y que alcance su temperatura óptima de funcionamiento.

Consejos para arrancar el motor del coche en invierno

Aunque el invierno dificulta el proceso de echar a andar el vehículo, existen múltiples medidas que pueden implementarse para facilitar el arranque a bajas temperaturas. Estas van desde preparativos previos hasta pasos específicos para el momento del encendido.

Preparativos previos al arranque

Una de las claves es preparar el vehículo antes de que lleguen los días más fríos, esto evitará contratiempos y permitirá un arranque sin problemas incluso bajo cero. Algunas recomendaciones son:

  • Cargar completamente la batería para asegurar su máxima capacidad antes de guardar el vehículo por periodos prolongados.
  • Cambiar el aceite de motor por un grado de viscosidad más adecuado para temperaturas invernales. Los aceites sintéticos son ideales por su capacidad de fluir bien incluso bajo cero.
  • Utilizar anticongelante tanto en el sistema de enfriamiento del motor como en el del limpiaparabrisas.
  • Revisar el estado de las bujías y reemplazarlas si muestran signos de deterioro.
  • Llenar el tanque de combustible con gasolina o diésel nuevo para evitar condensación de humedad.

Pasos para un arranque efectivo

Al momento de arrancar con temperaturas bajo cero, se recomienda seguir los siguientes pasos:

  1. Girar la llave a la posición de encendido unos segundos antes de arrancar, permitiendo que circule corriente por toda la batería y sistemas.
  2. Una vez en marcha, pisar completamente el pedal del acelerador mientras se gira la llave hasta la posición de arranque. Esto mejora las revoluciones del motor para un encendido exitoso.
  3. Si la batería ya ha dado aviso en otras ocasiones de no estar muy fina, utilizar cables pasacorriente conectados a otra batería para proporcionar el plus de energía que se necesita.
  4. Después de arrancar, dejar el motor a ralentí durante unos minutos, evitando apagarlo hasta que alcance su temperatura normal de funcionamiento.
  5. No acelerar ni forzar el motor hasta que esté completamente caliente.

Errores comunes a evitar

Algunas prácticas incorrectas pero comunes pueden empeorar o causar daños al tratar de arrancar en frío:

  • Forzar excesivamente el motor de arranque manteniendo la llave girada por más de 10 segundos continuos, esto puede recalentarlo y causar problemas peores.
  • Empujar o remolcar el vehículo para forzar el giro del motor, lo cual somete al motor de arranque a esfuerzos excesivos para los que no está diseñado.
  • Encender el motor pero no dejarlo calentarse lo suficiente antes de iniciar la marcha, lo que puede ocasionar fallos en la lubricación y combustión por temperatura insuficiente.
  • Utilizar combustible viejo o con exceso de condensación de humedad, la cual se congela rápidamente dentro de tuberías obstruyéndolas.
  • Descuidar el mantenimiento preventivo y no revisar niveles de líquidos vitales, estado de la batería, bujías, etc antes del invierno.

La importancia de un buen aceite de motor y combustible

salpicaduras motor aceite caliente

Dos fluidos vitales para el funcionamiento del motor como lo son el aceite y el combustible, juegan un papel determinante a la hora de poder arrancar bajo condiciones de mucho frío.

Cómo el aceite afecta el arranque en frío

La viscosidad del aceite de motor es un factor crítico en el proceso de arranque en climas muy fríos. Los aceites de alta viscosidad se vuelven extraordinariamente densos y provocan mayor fricción entre las partes móviles del motor. Esto dificulta el giro del cigüeñal y demás componentes internos, retrasando el arranque.

Por el contrario, los aceites sintéticos de grado bajo mantienen una buena fluidez incluso bajo cero, reduciendo la resistencia al movimiento dentro del motor. Esto facilita el giro a bajas temperaturas permitiendo un arranque rápido y suave. Un buen aceite minimiza además el desgaste prematuro de piezas que sufren mayor fricción en el arranque cuando hace frío.

Riesgos del uso de combustibles de baja calidad

El tipo y condiciones del combustible también son determinantes para arrancar correctamente en invierno. La gasolina muy vieja o de baja calidad puede contener humedad condensada que se congela con temperaturas bajo cero, obstruyendo el paso del combustible. Los combustibles de baja calidad o muy viejos tienden a espesarse y gelatinizarse en frío, impidiendo su flujo.

Una gasolina contaminada genera residuos que obstruyen poco a poco los inyectores y conductos del carburador. Esto altera la calidad de la mezcla combustible provocando fallos de encendido e imposibilitando el arranque. Lo ideal es utilizar siempre el combustible que recomienda la hoja técnica del vehículo. En caso de no encontrarlo, lo peor que deberías usar en un motor de gasolina es una de 92 octanos con aditivos.

Motores diésel vs. gasolina: Diferencias en el arranque invernal

Aunque ambos se ven afectados por el frío, existen diferencias importantes entre motores diésel y de gasolina cuando se trata de arrancar en climas muy fríos:

Particularidades del motor diésel en invierno

El motor diésel presenta condiciones que lo hacen más sensible a las bajas temperaturas. Requiere de bujías de incandescencia que precalienten la cámara de combustión para facilitar la ignición espontánea característica del diésel. Por otra parte, utiliza combustibles más pesados y viscosos que se vuelven casi gelatinosos en invierno.

A diferencia del motor a gasolina, el diésel no cuenta con un sistema de encendido por chispa, sino que depende de la compresión para activar la combustión. Por esto, es crítico utilizar aditivos anticongelantes de alta calidad para evitar la condensación de humedad en el combustible. De lo contrario, el arranque resultará extremadamente difícil bajo cero.

Recomendaciones específicas para motores de gasolina

Aunque menos susceptible, el motor de gasolina también requiere cuidados especiales para el arranque en climas fríos:

  • Revisar y reemplazar las bujías antes de la temporada invernal, ya que son vitales en el encendido por chispa.
  • Verificar que la batería esté en óptimas condiciones y completamente cargada para asegurar el suministro de energía al sistema de ignición.
  • Utilizar gasolina nueva y aditivos estabilizadores para impedir que el combustible se gelatinice con el frío.
  • Calentar el motor algunos minutos adicionales antes de iniciar la marcha, permitiendo una mejor vaporización de la gasolina.

Arrancar el motor del coche en invierno – Soluciones a los problemas habituales

llave manual arranque coche

A pesar de los cuidados preventivos, nunca faltan contratiempos típicos en el arranque durante el invierno. Aprender a identificarlos y aplicar soluciones rápidas evitará complicaciones mayores.

Síntomas de problemas al arrancar

Al tratar de arrancar con temperaturas extremadamente bajas, algunos indicios comunes de problemas son:

  • El motor de arranque gira pero el motor no enciende: esto indica falta de chispa en los cilindros.
  • Se nota una disminución en la velocidad de giro del motor de arranque, señal de que la batería está débil.
  • El combustible no llega al carburador o inyectores por obstrucción de las líneas de admisión.
  • Existe tardanza excesiva o imposibilidad absoluta de lograr el arranque.
  • Se perciben vibraciones o sonidos anormales en el motor al intentar dar marcha.

Soluciones prácticas para cada problema

Frente a cualquier contratiempo, hay soluciones prácticas que un conductor puede implementar por sí mismo:

Cargar la batería o utilizar un arrancador

Cuando la batería está débil y no tiene suficiente energía para activar el motor de arranque, lo mejor es no forzar. Hay 3 alternativas que podemos hacer:

  • Utilizar un cable pasacorriente: es decir, las pinzas de toda la vida. Utlizando otro vehículo o una fuente de alimentación, podemos dar el chispazo que necesita nuestro coche para poder mover el motor de arranque.
  • Usar un arrancador: una inversión ideal si vives en un lugar muy frío. Un arrancador es algo así como una powerbank para móviles, solo que preparada para poder cargar una batería de coche. Te pueden sacar del apuro en cuestión de minutos, y sirven también para cargar dispositivos electrónicos. Una maravilla.
  • Utilizar un cargador de baterías: la batería del coche pesa, pero puedes retirarla y cargarla en casa con un cargador de baterías. Si durante el invierno no sueles sacar mucho el coche, es conveniente tener un dispositivo de estos y tener la batería conectada a la corriente fuera del coche para que no se dañe.

Te dejamos un producto de cada para que puedas echar un vistazo y valores cuál te conviene más por su precio:

Revisar y cambiar bujías defectuosas

Las bujías son componentes vitales en el sistema de encendido de los motores de gasolina, ya que generan la chispa que prende la mezcla de combustible en cada cilindro. Cuando están dañadas o tienen depósitos excesivos de carbonilla, pueden dejar de producir chispa, impidiendo la combustión.

Frente a un motor que gira pero no enciende, es imprescindible revisar las bujías, cambiando de inmediato cualquier una defectuosa. Las bujías nuevas deben tener el grado térmico adecuado al tipo de motor y venir ya calibradas con el espacio entre electrodos correcto. Hay que instalarlas utilizando el útil adecuado para no romperlas.

Utilizar aditivos anticongelantes para desobstruir

Cuando hay dificultad en el flujo de combustible hacia el carburador o inyectores por congelamiento, se pueden emplear aditivos anticongelantes formulados para desobstruir y permitir nuevamente el paso a través de tuberías y conductos de alimentación.

Estos productos contienen detergentes y dispersantes que eliminan los cristales de hielo causantes del bloqueo. Al añadirlos al combustible del tanque, circulan descongelando progresivamente el sistema de alimentación. Son fáciles de usar y una solución rápida para restablecer el flujo de combustible bloqueado por el frío extremo.

Cambiar a un aceite de menor viscosidad

Los aceites sintéticos multigrado 5W30 o 10W30 son ideales para climas de este tipo, manteniendo una viscosidad baja incluso bajo cero grados. Esto reduce la resistencia entre las partes móviles del motor, facilitando su giro y el arranque. El cambio por un aceite de invierno más liviano debe realizarse antes de la llegada de las heladas.

Limpiar o cambiar filtros de aire obstruidos

El filtro de aire cumple una función vital en el motor al impedir la entrada de impurezas al sistema de admisión. Pero en climas nevados puede saturarse e obstruirse con nieve y hielo. Esto bloquea el paso de aire, impidiendo el arranque.

Ante síntomas de obstrucción del filtro, este puede limpiarse completamente si es del tipo reutilizable. Pero lo más recomendable es sustituirlo por uno nuevo para asegurar un óptimo flujo de aire. Un filtro saturado con hielo simplemente dejará de funcionar cuando más se le necesita.

Conclusiones finales

En conclusión, arrancar el vehículo en pleno invierno puede convertirse en un desafío si no se toman las debidas precauciones. La preparación comienza con un mantenimiento preventivo oportuno antes de la llegada del frío extremo.

Durante la temporada invernal, se requieren cuidados especiales en cuanto al estado de la batería, las bujías, el aceite de motor y el combustible utilizado. Identificar y solucionar rápidamente cualquier problema incipiente también es indispensable.

Siguiendo los consejos detallados en este artículo, todo conductor podrá sortear exitosamente los obstáculos típicos del arranque a bajas temperaturas. La clave siempre será mantener el vehículo en óptimas condiciones operativas, utilizar fluidos diseñados para la época invernal y no esperar a que los contratiempos sucedan para solucionarlos.

¿Cuánto cuesta cambiar las pastillas de freno uno mismo?

cambiar pastillas de freno

Además del cambio de aceite, uno de los mantenimientos rutinarios de cualquier coche —incluidos los eléctricos— es el cambio de pastillas de freno. Las pastillas se gastan con la fricción, y requieren ser cambiadas cada cierto número de kilómetros. Cambiar las pastillas en un taller nos puede costar fácilmente unos 150 euros. No es una cantidad de dinero enorme, pero te alegrará saber que hacerlo uno mismo supone un ahorro bastante considerable.

¿Qué necesito para cambiar mis pastillas de freno?

Cambiar tus pastillas es un proceso relativamente sencillo. Eso sí, en este artículo solo vamos a hablar de las pastillas. Los discos también se gastan, pero no necesitan sustitución con la misma frecuencia que las propias pastillas.

Juego de pastillas para tu modelo

Cada coche utiliza sus pastillas específicas. Hay webs especializadas que te van a permitir encontrar el modelo exacto para tu coche. Sin embargo, Amazon se ha puesto las pilas últimamente y permite hacer exactamente lo mismo, con unos gastos de envío mucho más bajos o incluso inexistentes.

Sigue el enlace y rellena los datos de tu modelo de coche (marca, modelo, versión y año). Encontrarás todo un listado de repuestos de pastillas de frenos entre 20 y 60 euros por eje.

Buscar pastillas de frenos por modelo

Grasa lubricante

La grasa lubricante para frenos se aplica en las pastillas nuevas y actúa como una barrera protectora entre las superficies metálicas de la pastilla y la pinza, previniendo corrosiones y desgastes prematuros. También minimiza vibraciones indeseadas mediante la lubricación constante del movimiento de las pastillas. De esta manera, se reducen significativamente los molestos chirridos asociados con el frenado.

La grasa también ayuda a que la presión de la frenada se aplica de forma uniforme en toda la pastilla, optimizando la capacidad de fricción contra el disco. Estos productos son muy baratos, por lo que tampoco deberías preocuparte del precio.


brembo G 00 075 lubricante b-quiet

  • limpiar Los Puntos de contacto entre La pinza y la Pastilla antes de aplicar EL producto.
  • aplicar EL producto en Los Puntos de contacto entre La pinza y la Pastilla
  • distribuir para uniformar EL producto en la Superficie.
  • atención. NO aplicar EL lubricante en las superficies frenado de los Discos O de las Pastillas.

Herramientas para cambiar unas pastillas de freno

Si no tienes las herramientas necesarias, considéralo una inversión para futuros trabajos de mantenimiento. Puedes comprar un kit básico de herramientas para automóvil por menos de 50 euros. Un gato hidráulico de buena calidad cuesta aproximadamente otros 50 euros, aunque los hay mejores con precios que pueden llegar a los 200. Aunque tu coche venga con un pequeño gato para la rueda de repuesto, no te recomendamos usarlo para trabajar en el coche, ya que suelen ser muy inestables.

Este gato hidráulico de 2 toneladas es una buena opción, y está certificado por TUV:


AA Gato hidráulico de 2 toneladas AA3282, Rango de elevación, para Coches/vehículos, Aprobado por TUV/GS, Incluye maletín/Instrucciones, Negro y Amarillo, de 135 mm a 330 mm

  • ELEVADORA coches y pequeños vehís comerciales con un peso de hasta 2 toneladas
  • Fácil de usar, robusto y duradero con construcción de calibre pesado
  • Rango de 13,5 cm a 33,5 cm con sillín de elevación de 360 grados
  • Úsalo en un taller o en la carretera
  • Seguro y tiene aprobación TUV/GS. Funda incluida. Tipo de ajuste: ajuste universal. Carrito duradero

Accesorios de seguridad

Toda precaución es poca. Nuestra recomendación es que uses unos guantes de trabajo y unas gafas protectoras.

Pasos para cambiar las pastillas de freno

Cambiar las pastillas de freno por tu cuenta es una tarea sencilla si sigues los pasos correctos. A continuación, detallamos el proceso completo en 10 pasos fáciles de seguir. Asegúrate de contar con las herramientas necesarias y realiza cada paso con cuidado. En menos de una hora tendrás nuevas pastillas instaladas y tus frenos funcionando perfectamente:

1. Levanta el coche y afloja las tuercas de rueda

Usa el gato para levantar el vehículo y afloja ligeramente las tuercas de rueda en la rueda donde cambiarás las pastillas. No las retires aún.

2. Retira la rueda

Una vez que el neumático esté levantado del suelo, retira las tuercas por completo y saca la rueda para tener acceso a los componentes del freno.

3. Localiza las pastillas de freno

Las pastillas se encontrarán en una pinza de metal unida al soporte del freno. Verás dos pastillas, una a cada lado del disco de freno.

4. Retira los clips y saca las pastillas antiguas

Las pastillas se sujetan con clips de retención. Usa un destornillador plano para retirar cuidadosamente estos clips y desliza las pastillas antiguas para sacarlas.

5. Limpia la zona

Usa un cepillo de alambre para limpiar el área y retirar cualquier residuo o suciedad. Un disco limpio ayudará a las pastillas nuevas a funcionar mejor.

6. Instala las pastillas nuevas

Desliza las nuevas pastillas en su lugar dentro de la pinza. Asegúrate de alinear correctamente los orificios para los clips de retención. Tómate tu tiempo. El paso no tiene complicación, pero puede parecer algo más difícil si no cuentas con la iluminación adecuada.

7. Lubrica los puntos de contacto

Aplica una pequeña cantidad de grasa lubricante a los puntos donde la pastilla hace contacto con la mordaza y los clips. Esto ayuda a reducir chirridos. Podrías omitir este paso, pero nuestra recomendación es que no te lo saltes.

8. Vuelve a instalar la rueda

Coloca la rueda de vuelta en su sitio y enrosca las tuercas de rueda con los dedos. Baja el gato para que el peso del vehículo sujete la rueda.

9. Aprieta las tuercas con el patrón de tornillo

Una vez que has bajado el gato y el peso del vehículo está sosteniendo la rueda, es tiempo de apretar las tuercas de rueda. Para hacerlo correctamente:

  1. Utiliza la llave de tuercas colocándola completamente sobre la tuerca para evitar redondear las esquinas.
  2. Aprieta las tuercas diagonalmente, dando un cuarto de vuelta a cada una. Debes seguir el patrón de una cruz, es decir, aprieta primero una tuerca, luego la tuerca opuesta, después la contigua y finalmente la opuesta a ésta.
  3. Repite el proceso dando un cuarto de vuelta adicional a cada tuerca hasta que todas queden firmes.
  4. Verifica el torque o tensión de cada tuerca con una llave de torque. El específico para tu vehículo usualmente se encuentra en el manual del propietario. No debes exceder el límite recomendado.
  5. Este proceso que acabamos de describir asegura una distribución uniforme de la fuerza y evita que las tuercas se aflojen. Es importante para la seguridad hacerlo correctamente.

10. Repite en el otro lado

Realiza los mismos pasos en la otra rueda del mismo eje para cambiar ambas pastillas a la vez. Por último, si tu coche tiene también discos en el eje trasero y necesitan sustitución, vuelve a repetir todo el proceso con el otro eje.

Debes saber que muchos coches pequeños (city car y utilitarios) utilizan frenos de tambor en el eje trasero, por lo que el proceso utilizado para las ruedas delanteras no será el mismo en el caso de tener que hacer mantenimiento a las ruedas posteriores.

¿Se puede ahorrar cambiando las pastillas del coche en casa?

La primera vez que lo hagas, seguramente te cueste casi tanto como ir al taller. Y es lógico, pues casi seguro que tendrás que comprar herramientas y material.

Una vez que pasen unos meses y vuelvas a gastar las pastillas, la segunda vez y las posteriores, te supondrán un ahorro importante. Estamos hablando de que puedes gastar una cifra de 25 o 30 euros por eje, ahorrando una diferencia de hasta el 80% respecto al hecho de acudir a un profesional.

Aprender a cambiar las pastillas de freno es interesante porque no es complicado. Eso sí, si tienes un amigo o familiar que sepa de mecánica, nuestra recomendación es que le pidas que te eche una mano la primera vez que lo hagas. De este modo, el aprendizaje te será mucho más ameno.

¿Qué hay que hacer después de cambiar unas pastillas de freno?

Ojo, que no hemos acabado. Tanto si cambias tú las pastillas, como si vas al taller, debes tener en cuenta una serie de precauciones y buenas prácticas durante los primeros kilómetros que realices.

  • Si no has cambiado también los discos, debes realizar un proceso de adecuación de las pastillas nuevas mediante conducción controlada. Evita frenadas bruscas o velocidades altas por los primeros 300 km. Durante este tiempo, los frenos no van a estar al 100%, así que tenlo en cuenta. No vayas rápido y no cometas imprudencias.
  • El material de fricción nuevo de las pastillas necesita adaptarse a la superficie del disco existente mediante uso gradual. Esto maximizará el rendimiento de frenado.
  • Escucharás algo de chirrido inicialmente al frenar, pero se irá reduciendo conforme las pastillas se asienten durante las primeras decenas de kilómetros. Es lo más normal del mundo.
  • Revisa el nivel de líquido de frenos y agrega más si fuera necesario. El uso de las pastillas nuevas puede reducir un poco el nivel por la diferencia de presión.

Tomar estas precauciones luego de reemplazar tus pastillas te asegurará un funcionamiento eficiente y seguro por miles de kilómetros más.