Clasificación de los Aceites de Motor. Tipos y Características

¿Para qué sirve el aceite en un motor?

El aceite es uno de los elementos más importantes de un motor. Su buen uso y mantenimiento del mismo influye directamente en la vida útil de nuestro propulsor. Evita que éste pierda rendimiento, tenga un desgaste prematuro y no se eleve el consumo de combustible.

La funcionalidad del aceite del motor es doble. En primer lugar, el aceite sirve de lubricante. Muchas piezas metálicas de nuestro motor giran a altísima velocidad teniendo constantes roces y fricciones con otras partes móviles. El aceite ayuda a crear una película que evita el desgaste que provocaría el roce, y evita que estas partes se llenen de suciedad.

Por otro lado, el aceite funciona también de refrigerante, aunque pueda parecer descabellado. Al ser un líquido con gran volumen y tener una alta tolerancia al calor, el aceite es capaz de absorber y disipar el exceso de temperatura de nuestro motor. Es tan importante esta segunda funcionalidad que de no estar, nuestro motor se griparía, e incluso muchas piezas se derretirían en cuestión de minutos.

Tipos de aceite según su elaboración

Según el proceso de fabricación de un aceite, podemos clasificarlos de tres formas diferentes:

Aceite de Motor Mineral

El aceite mineral es el aceite más básico, tanto en su elaboración como en sus posteriores prestaciones. Su base se extrae directamente del refinado del petróleo.

La vida útil de un aceite de motor mineral es inferior a los sintéticos, pero también tienen sus aplicaciones y utilidades. En este caso, estos aceites son interesantes en motores que sufren bastante desgaste y acumulan una gran cantidad de kilómetros a sus espaldas.

Aceite de Motor Sintético

En los aceites sintéticos, la base de aceite extraída del petróleo se procesa con una serie de fórmulas que le otorgan mejores propiedades, y finalmente se traduce en mejores prestaciones durante el momento de uso.

De este modo, son aceites mucho más estables, menos volátiles. Aguantan mucho mejor los cambios de temperatura extremos y no necesitan ser cambiados tras cortos periodos de tiempo. Protegen muy bien nuestro motor y mantienen sus propiedades intactas durante un largo rango de tiempo.

Los vehículos que vayan a tener largos periodos de utilización sin descanso (un vehículo comercial, un taxi…) deben utilizar este tipo de lubricantes. También los vehículos deportivos de grandes prestaciones.

Aceite de Motor Semisintético

Se obtienen a partir de mezclas de aceites minerales y sintéticos. Son muy usados porque sus características son interesantes, aunque no llegan a la calidad de los aceites que son completamente sintéticos.

Es el lubricante típico que se suele utilizar en un vehículo que tiene un uso normal o incluso ocasional.

Tipos de aceite según su densidad o viscosidad

Aceites Multigrado

Son los más complejos, ya que rinden al mismo nivel durante todo el año, independientemente de que sea invierno o verano. Esto se debe a que desarrolla un amplio grado de viscosidad en función de la temperatura ambiente.

Es el aceite que debe utilizarse en vehículos que van a circular por zonas que van a tener mayores cambios de temperatura en función de la estacionalidad. España es un país que registra temperaturas muy extremas a lo largo del año. Por ello, es bastante interesante el uso de aceites multigrado en nuestros automóviles, especialmente en vehículos comerciales que van a recorrer distintas localidades.

Aceites Monogrado

Si por el contrario, tu vehículo va a circular por un país en el que las temperaturas van a permanecer más estables a lo largo del año, puedes utilizar aceite de motor monogrado.

Este tipo de aceite era el más común antiguamente, aunque sigue funcionando bien en los lugares en los que no hay grandes cambios de temperatura ambiente. No obstante, su rango de viscosidades es muy limitado. Por tanto, si vamos a viajar a un lugar donde el clima es opuesto al que solemos pertenecer, conviene hacer un cambio de aceite a una solución más adecuada. A día de hoy casi no se utilizan debido al auge de los aceites multigrado semisintéticos, que son muy asequibles y tienen muy buenas propiedades. Los aceites monogrado sí tienen su utilidad actualmente en maquinaria pequeña, como una motosierra, una desbrozadora o un cortacésped.

Clasificación de los aceites según su estandarización internacional

Clasificación SAE

La Society of Automotive Engineers o SAE (Sociedad de Ingenieros Automotrices) es la institución estadounidense que tiene su propia clasificación de aceites en función de cómo rinde su viscosidad en función de la temperatura ambiente en grados Farenheit (de 0 a -210ºF). Hemos convertido los valores a Celsius para que sea más sencillo poder comparar las dos clasificaciones más fácilmente.

A través de múltiples ensayos en laboratorio a distintas temperaturas, la SAE establece 11 categorías, partiendo desde temperaturas bajo cero para climas altamente invernales hasta el último punto, por encima de 100 grados Celsius, que simula el funcionamiento de un aceite en un clima veraniego.

Grados SAETemperatura
Mínima de Uso
Viscosidad
en Uso
Viscosidad
a 100ºC
0W-30ºC3.8
5W-25ºC3.8
10W-20ºC4.1
15W-15ºC5.6
20W-10ºC5.6
25W-5ºC9.3
205.6-9.3Fluido
309.3-12.5Semifluido
4012.5-16.3Semifluido
5016.3-21.9Espeso

Clasificación SAE para Aceites Monogrado

SAE 10

Útil en vehículos que circulan en climas estables con temperaturas bajo cero.

SAE 20

Este grado de aceite monogrado se puede utilizar sin problemas en temperaturas que se encuentran en una horquilla entre frío y templado durante todo el año. En el pasado eran aceites muy interesantes, pero a día de hoy, habiendo productos multigrado, prácticamente no merece la pena utilizarlos.

SAE 30

Se debe utilizar únicamente en motores de automóviles estándar que circulan en climas calurosos y estables durante todo el año.

SAE 40 y superior

Aceite monogrado para maquinaria pesada en veranos muy calurosos.

Ejemplos: SAE 10W: Estaríamos ante un aceite monogrado específico para usar en vehículos que van a trabajar a temperaturas estables bajo cero.

SAE 10W – 30: Al mostrar dos términos, estamos hablando de un aceite multigrado. Rinde como un aceite SAE 10W cuando el motor se encuentra a bajas revoluciones en frío y como un SAE 30 durante el funcionamiento del motor, siempre y cuando utilicemos el producto dentro de los márgenes para el que está diseñado.

Clasificación API

Otro método por el que se clasifica la viscosidad y rendimiento de un aceite de motor es la norma API. Lo establece el American Petroleum Institute (Instituto Americano del Petróleo).

Se trata de una clasificación algo más técnica, que tiene en cuenta el tipo de combustible del motor y sus diversas tecnologías. Además, el estándar se va actualizando constantemente, por lo que es interesante estar informado de las últimas revisiones que se hacen a este modelo para determinar qué aceite es el mejor que debemos usar en nuestro vehículo.

Etiqueta API SN para motores gasolina (1). Se trata de un aceite 5W-30 según el estándar SAE (2).

La especificación actual de esta clasificación es el API SN para vehículos con motor de combustión de gasolina y la especificación API CK-4 para los vehículos con motores diésel. Es muy importante prestar mucha atención a esto antes de introducir el aceite en el cárter de nuestro automóvil, ya que una elección errónea podría dañar el motor.

Este estándar no viene a sustituir a la Clasificación API, sino a complementarla, como te mostramos a continuación.

Clasificación API SN: Aceite para Motores Gasolina

El primer término, “S” significa “Spark Service”. Esto hace referencia a los motores que funcionan con chispa, es decir, a los motores Gasolina (que funcionan con bujía).

El segundo marca la tecnología del aceite que estamos utilizando. Cuanto más avanzada es la letra dentro del abecedario, más moderno será el lubricante. La norma SN está en vigor desde Octubre de 2016. En la siguiente tabla puedes ver la evolución de esté estándar a lo largo del tiempo:

Estándar APIFecha y Uso
SN2016 – Actualidad
SM2004 – 2016
SL2001 – 2004
SI1991 – 2001
SH1993 – 1995
SG1986 – 1995
SF1979 – 1986
SE1971 – 1979
SD1967 – 1971
SC1967 y anterior
SB1951 – 1967 Motores Clásicos*
SA1930 – 1951 Motores Clásicos*
*Utilizar solo en caso de que el fabricante del vehículo lo recomiende, ya que no contienen aditivos.

Cada coche que sale al mercado suele recomendar el uso de un aceite dentro del estándar de fabricación de su época dentro de esta clasificación. No obstante, la API considera que del estándar SH para atrás son aceites obsoletos a día de hoy, y recomienda el uso de aceites más modernos.

Ejemplo: Si poseo un BMW 318i de 1994, durante esa época, mi fabricante me recomendaría el uso de un aceite con estándar API SH. A día de hoy podría utilizar ese aceite sin problemas en mi vehículo. Sin embargo la API recomienda la utilización de un producto más avanzado, ya que considera que en la actualidad hay soluciones más beneficiosas para nuestro motor. Por tanto, podría utilizar un aceite API SM o API SN sin problemas.

Clasificación CK-4: Aceite para Motores Diésel

Del mismo modo que con los propulsores de gasolina, los vehículos diésel tienen su propia estandarización dentro de la norma API.

La primera letra, “C”, marca que el lubricante es únicamente apto para vehículos con motor diésel (Commercial Compression).

Estándar APIFecha y Uso
CK-42017 – Actualidad. Puede sustituir al CJ-4, con excepciones.
CJ-42008 – Actualidad. Puede sustituir al CI-4, con excepciones.
CI-4Desde 2002. Puede sustituir a CH-4
CH-4Desde 1998. Sustituto de CD, CD, CF y CG-4
CG-4Hasta 2009
CF-21994 – 2009
CF1994 – 2009
CEHasta 1994
CDHasta 1994
CCHasta 1990
CBHasta 1961
CAHasta 1959

Comparte en tus Redes Sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
error: Content is protected !!