¿Qué coches de Mercedes montan motor Renault?

Seguramente hayas escuchado alguna vez que muchos coches de la marca Mercedes-Benz tienen realmente motor Renault. Y en el peor de los casos, si eres dueño de un Mercedes, también es posible que un familiar o un amigo envidioso se habrá jactado de ello.

Poco a poco se ha ido creando la leyenda urbana. ¿Los motores Mercedes son en realidad Renault? ¿Por qué Mercedes vende sus coches con motor Renault? ¿Son todos los que vende o solo algunos? En esta entrada vamos a tratar de esclarecer qué coches de Mercedes llevan motor Renault, por qué Daimler tomó esa decisión y cuáles son las ventajas y desventajas de ello.

¿Por qué Mercedes utiliza motores Renault en algunos de sus coches?

Antes que nada, sí. Algunos de los vehículos de la marca Mercedes-Benz equipan en su interior motores franceses. Esto se debe a una serie de acuerdos comerciales que llevan estableciendo Daimler (la empresa matriz de Mercedes y Smart) con la Alianza Renault – Nissan durante la última década.

En la actualidad, y como veremos más adelante, no es nada extraño que diferentes marcas se pongan de acuerdo para reducir costes y desarrollar plataformas, motores y piezas para sus vehículos. Estas sinergias empresariales consiguen reducir los costes de producción. Con ello, se alcanzan mejores economías de escala, que se traduce en ofrecer al cliente una cartera de productos más amplia y a unos precios más asequibles.

Reducción de costes de desarrollo

Como veremos más adelante, todos los motores que Daimler compra a Renault son propulsores para la gama de entrada de Mercedes-Benz, especialmente para los Mercedes Clase A, B, C y CLA.

A pesar de que la jugada puede ser desventajosa para la marca Mercedes, para Daimler es una jugada maestra. Desarrollar desde cero un motor de baja cilindrada y potencia es un proceso realmente caro para los alemanes. Tanto, que seguramente sería inviable económicamente gastar dichos esfuerzos para acabar montando el motor en vehículos de serie de la marca.

Por tanto, es posible que muchos de esos vehículos vistosos de Mercedes que tanto se han vendido en los últimos años no habrían sido posibles de no ser por el hecho de equipar un motor de terceros. Si un Mercedes CLA tuviese un motor 100% diseñado por Mercedes, su precio sería tan alto que seguramente no se vendería por no ser competitivo.

Fiabilidad, pocas emisiones y bajo consumo

Mientras la UE exprime a los fabricantes de vehículos europeos más y más cada año para que produzcan coches más eficientes y menos contaminantes, menos atractivo es para muchas marcas desarrollar propulsores desde cero. Es por ello que Daimler opta por adquirir algunos de estos motores.

Acuerdos entre Daimler y la Alianza Renault – Nissan. El origen de la polémica

En el año 2010, Daimler comenzó la reestructuración de Mercedes-Benz hasta convertirla en lo que es hoy día; una marca moderna, deportiva y mucho más juvenil que entonces. Justo en esa misma época, Daimler firmó un acuerdo comercial con Renault para compartir desarrollos y reducir costes de sus vehículos.

Apenas dos años después, en 2012, llegaría al mercado el Mercedes Clase A de tercera generación, un hatchback moderno, innovador y que poco tenía que ver con el Clase A original. Fue el 180d el primer vehículo de la marca en equipar un motor de la marca Renault. Posteriormente, se equiparía el mismo motor en el Clase B.

Antes de indagar y enumerar qué Mercedes montan estos motores, es bastante interesante desglosar en qué consiste todo este acuerdo y en qué se benefician ambas marcas:

Desarrollo conjunto de distintos vehículos

Renault Citan y Mercedes Citan

Así como no nos sorprende en absoluto que la Citroën Berlingo y la Peugeot Partner sean realmente el mismo vehículo comercializado bajo dos marcas distintas, lo mismo ocurre con la Citan. Tanto la Mercedes como la Renault Citan son exactamente el mismo vehículo. Tienen algunas diferencias estéticas, pero nada más allá de lo cosmético.

Estas dos furgonetas (que vienen a sustituir a la Vaneo en el caso de los alemanes y a la Kangoo en el caso de los franceses), equipan propulsores diésel de Renault. Concretamente, estamos hablando de la variante K9K de 1.5 litros, del que hablaremos a lo largo de esta entrada largo y tendido.

Smart Forfour, Fortwo y Renault Twingo

Hasta hace relativamente poco, tanto el Smart Forfour como el Renault Twingo compartían plataforma. Actualmente ya no lo hacen, ya que Smart anunció una transición hacia la electrificación completa de sus coches.

Estos dos pequeños han estado también compartiendo motor todos estos años, concretamente el 0.9 tricilíndrico.

Motores y cajas de cambio Mercedes para Infiniti

Del mismo modo que ahora sabemos que Renault provee de motores a Mercedes-Benz, Infiniti también se ve beneficiada por su parte. Ésta, que es la marca premium de Nissan (recordemos que la Alianza incluye a Renault, Nissan y Mitsubishi) recibe motores diésel para los modelos Q30 y Q70.

También Infiniti recibe a cambio cajas de cambio de doble embrague y 7 marchas, por lo que la Alianza en este aspecto se ahorra una buena suma de dinero que no sería viable desarrollar por sí misma debido al bajo volumen de ventas de la marca japonesa.

Por último, Infiniti y Mercedes comparten también gracias a estos acuerdos plataformas entre el Q30, QX30, Clase A y GLA. Las gamas de entrada de todos ellos además, se benefician de los motores diésel 1.5 de Renault, mientras que los navegadores, sistemas de infotenimiento y demás hardware lo aporta Daimler a esta curiosa simbiosis.

Lista de motores Renault utilizados en coches Mercedes

Diésel: Mercedes OM607 y OM608.

Equipados en el Mercedes-Benz Clase A A180d en España y A160d en otros países como Alemania, el OM608 (también su predecesor) es un motor con origen francés. Desarrolla 116 CV y 95 CV respectivamente. Su fiabilidad está más que demostrada y su consumo y emisiones son excelentes.

Se trata de un motor SOHC de 4 cilindros en línea con 1.461 cc. Su distribución es por correa, cuenta con inyección directa Common Rail, un bloque de hierro fundido y una culata de aleación de aluminio. Este motor está basado en su mayoría en el motor K9K de Renault, el 1.5 tCi, pero guardando las diferencias.

Las grandes diferencias de este propulsor respecto al K9K que veríamos dentro de un Megane son la ECU de Mercedes-Benz, el sistema Start & Stop y el volante bimasa. Esto junto a otros sistemas periféricos que hacen que este motor merezca un renombre respecto al diseño principal de Renault.

Modelos:

OM608

  • MERCEDES-BENZ Clase A (W177) A160d (2019 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase A (W177) A180d (2018 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase A Berlina (W177) A160d (2019 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase A Berlina (W177) A180d (2018 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase B (W247) B160d (2019 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase B (W247) B180d (2018 – presente)
  • MERCEDES-BENZ CLA Coupé (C118) CLA 180d (2019 – presente)
  • MERCEDES-BENZ CLA Shooting Brake / State (X118) CLA 180d (2019 – presente)

OM607

  • MERCEDES-BENZ Clase A (W176) A180 CDI (2012)
  • MERCEDES-BENZ Clase B (W242, W247) B160 CDI / 160d (2013 – 2018)
  • MERCEDES-BENZ Clase B (W242, W247) B180 CDI / 180d (2013 – 2018)
  • MERCEDES-BENZ CLA Coupé (C117) CLA 180 CDI / CLA 180d (2013 – 2018)
  • MERCEDES-BENZ CLA Shooting Brake / State (X117) CLA 180 CDI / CLA 180d (2015 – 2018)
  • MERCEDES-BENZ Citan (W415) (2012 – presente)

Gasolina: Mercedes M282

A partir de 2018, Mercedes decidió incluir también propulsores gasolina a su lista de motorizaciones. Nació así el Mercedes M282, cuyo diseño base es el motor H5Ht de Renault. Dicho propulsor es bastante más conocido por su nombre comercial: 1.3 tCe.

Se trata también de un motor DOHC de 4 cilindros en línea con doble árbol de levas, inyección directa y distribución por correa. Tiene una cilindrada de 1.332 cc y turbocompresor. Destaca especialmente por ser el primer motor gasolina de 4 cilindros de Mercedes en incluir un sistema de desconexión de cilindros para ahorrar gasolina. También es el primer gasolina de la marca de la estrella en equipar filtro antipartículas.

Modelos:

  • MERCEDES-BENZ Clase A (W177) A160 (2018 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase A (W177) A180 (2018 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase A (W177) A220e (2019 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase A (W177) A250e (2019 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase A Berlina (W177) A180 (2019 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase A Berlina (W177) A250e (2019 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase A (W177) A200 (2018 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase A Berlina (W177) A200 (2018 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase B (W247) B160 (2019 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase B (W247) B180 (2018 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase B (W247) B200 (2018 – presente)
  • MERCEDES-BENZ Clase B (W247) B250e (2019 – presente)
  • MERCEDES-BENZ CLA Coupé (C118) CLA 180 (2019 – presente)
  • MERCEDES-BENZ CLA Coupé (C118) CLA 200 (2019 – presente)
  • MERCEDES-BENZ CLA Shooting Brake / State (X118) CLA 180 (2019 – presente)
  • MERCEDES-BENZ CLA Shooting Brake / State (X118) CLA 200 (2019 – presente)
  • MERCEDES-BENZ GLA (H247) GLA 220 (2020) MERCEDES-BENZ GLB (X247) GLA 220 (2019 – presente)

El Mercedes-Benz Clase A 180 d 2021 llegará sin motor Renault

Mercedes-Benz ya tiene su forma de evitar la crítica y la polémica. A finales de 2020, los alemanes han anunciado que el Clase A 2021 equipará un motor Mercedes-Benz de 2 litros en la variante A 180 d. De este modo, renuncian al bloque que en Renault se comercializa como “Blue dCi”.

El motor de 2 litros diésel sería el mismo que equipan las versiones A 200 d, pero bajado de potencia, que se mantendría en los 116 CV. Las prestaciones sí aumentan, especialmente en aceleración y par, aunque habría un empeoramiento en el consumo, posiblemente ligado a que el ciclo WLTP es mucho más estricto a la hora de hacer las mediciones.

Te dejamos una tabla comparativa entre el nuevo Clase A y su predecesor para que puedas sacar tus propias conclusiones.

Mercedes-Benz A 180dMotor Blue dCi 1.5 (2019-2020)Motor Mercedes-Benz 2.0d (2021)
FabricanteRenaultDaimler (Mercedes-Benz)
Potencia116 CV116 CV
Par260 Nm280 Nm
Aceleración 0-100 km/h10,6 segundos9,5 segundos
Consumo4,6 l/100 km5,6 l/100 km
Emisiones CO2 (WLTP)120 g/kmN/D

Mercedes y Renault. Una relación que Volvo puede romper

A principios de 2020 se conoció la noticia de que Daimler está buscando nuevos acuerdos con Volvo. El motivo de este flirteo lo tendría Geely, el holding chino que posee Volvo, que a su vez controla gran parte de Daimler mediante acciones.

Geely está produndamente centrado en la electrificación e hibridación de motores. Daimler por su parte anunció a finales de 2019 que no desarrollaría más motores de combustión nuevos. El motivo se debe a que con los diseños actuales que poseen pueden alargar la vida útil de sus propulsores hasta el final de la era de combustión. Mientras tanto, los alemanes prefieren agrupar sus esfuerzos en hacer híbridos sus motores actuales y centrarse únicamente en los vehículos 100% eléctricos.

La ruptura de Renault-Mercedes sería un duro golpe para España

Tras el duro mazazo del anuncio del cierre de la planta de Nissan en Barcelona, una marcha de Mercedes-Benz a Volvo sería una noticia catastrófica para la planta de Renault en Valladolid, que produce concretamente el motor 1.5 dCi del que hemos hablado.

Otras prácticas parecidas en otras marcas

Hacer desarrollos conjuntos de coches completos, motores, turbos o cualquier sistema de un vehículo es una práctica habitual en el mundo actual. El avance de la tecnología, las leyes anticontaminación y el endurecimiento de las regulaciones de seguridad que se van imponiendo suponen un aumento del coste de producción de los vehículos. Es por ello que las marcas buscan agruparse y concentrarse para conseguir fabricar sus vehículos al menor coste posible.

Un tema parecido al del Renault y Mercedes es la polémica del Toyota Supra y el BMW Z4. Si has llegado hasta aquí, ahora seguramente sepas que el desarrollo de este par de vehículos deportivos es tan absurdamente alto que seguramente no habrían existido jamás de no ser por la asociación puntual de las dos marcas para compartir costes.

No obstante, no hay que irse a casos tan extremos. El Grupo Volkswagen monta los mismos motores tanto en Seat y Skoda como en sus Audi de entrada. Sin embargo, esta decisión de VAG no genera ninguna polémica.

Mercedes vende coches con motor Renault. ¿Me están timando? Conclusiones.

Como hemos podido ver a lo largo de este post, no podemos generalizar ni creernos todo lo que escuchamos o leemos en la prensa. Mientras que mucha gente inunda los foros con memes y chascarrillos de que los Mercedes ahora son Renault (o incluso Dacia), la realidad determina que solo un porcentaje muy bajo de los vehículos Mercedes-Benz llevan motores Renault (la gama de entrada), independientemente de que sean estos vehículos los que más se venden en nuestro país.

Además, afirmar que montan el mismo motor que un Dacia Duster o un Renault Megane no es cierto, ya que como hemos visto, el motor que adquiere Daimler se utiliza como base. Mercedes añade y modifica elementos para integrarlo en sus vehículos. Por tanto, tomar la parte por el todo, obviando incluso el resto del coche es realmente faltar a la verdad.

La utilización de motores Renault por parte de Mercedes es una decisión estratégica. Los alemanes buscan minimizar costes para poder vender sus vehículos con una serie de motorizaciones de entrada que le harían perder dinero si tuviesen que desarrollar desde cero. Esto se debe que Daimler no podría dar salida a sus propios motores de baja cilindrada, pues no posee marcas acordes ni volumen de ventas suficiente como para poder rentabilizar la inversión, recurriendo por ello a la externalización.

Comparte en tus Redes Sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
error: Content is protected !!