Honda VTEC. Qué es y Cómo Funciona este Sistema de Distribución Variable

Historia del VTEC

El VTEC de Honda es considerado por muchos expertos como uno de los mejores motores que se encuentran en el mercado a día de hoy. Significa Variable Valve Timing and Lift Electronic Control, o traducido, Distribución Variable de Válvulas Controlado Electrónicamente, y su eficacia, eficiencia y rendimiento hacen gala a todo lo que esperamos de los productos que se crean en el país del Sol naciente.

El sistema VTEC fue diseñado por un trabajador del departamento de diseño de producto de Honda, Ikuo Kajitani. A éste se le encargó la misión de superar en potencia y eficiencia a los motores JDM de la competencia, es decir, a Toyota, Nissan y Subaru.

Sin embargo, no fueron esas todas las exigencias que le encomendaron al señor Kajitani. Se le pidió que exprimiera ni más ni menos que 160 CV a un motor de 4 cilindros en línea de apenas 1.6 litros, lo que supondría todo un hito en su época. Básicamente, se eligieron esas cifras porque se lograría la relación de 100 CV por litro, casi un 30% más potencia que la media de la competencia.

El cuerpo humano: La inspiración que fue la chispa del VTEC

Kajitani se puso a trabajar en la misión que le habrían encargado y no paró de darle vueltas hasta que llegó a un punto que marcaría un antes y un después en la historia de la automación. El japonés visualizó un motor, con su árbol de levas y sus válvulas y lo asemejó con el sistema respiratorio humano.

Pero volvamos de nuevo a los motores. Todos los motores de combustión estándar están compuestos por un bloque metálico unos pistones que suben y bajan como resultado de la explosión del combustible con el oxígeno… Y toda esa mezcla está reglada por el árbol de levas, que determina la entrada de combustible y la salida de gases. Y todo este conjunto se debe mover más rápido y debe consumir más recursos cuanto más exigencia se hace del motor. Es todo este proceso el que llevó a pensar a Kajitani que los seres humanos funcionamos exactamente igual a nivel metabólico.

Cuando estamos en reposo, o no estamos haciendo una actividad muy demandante, nuestras pulsaciones son bajas. Nuestro corazón late a un ritmo bajo y distribuye el oxígeno a todos nuestros órganos para su correcto funcionamiento. Y consumimos poco oxígeno. Prueba de ello es que respiramos a un ritmo lento y constante. Sin embargo, cuando corremos o hacemos ejercicio intenso, nuestro pulso se eleva, ya que nuestros músculos exigen más oxígeno para poder oxidar más azúcares y poder transformarlos en energía. Es entonces cuando nuestra respiración eleva el ritmo, a veces incluso sentimos falta de aire. Y a nivel pulmonar, los pulmones se abren para poder captar mayor cantidad de aire y poder suministrar la mayor cantidad de oxígeno posible al cuerpo. Dicho proceso es conocido como “broncodilatación”

1989. Llega el primer Motor VTEC

Entonces, si nuestro cuerpo es sabio y permite captar más y menos oxígeno en función de la tarea que estamos haciendo… ¿Por qué no llevar esa idea al funcionamiento de un motor?

El primer motor VTEC fue producido por Honda en 1989. Fue el corazón del Integra. Fue tal la hazaña que logró Honda que desde entonces ha ganado prácticamente el 90% de los premios de ingeniería automotriz.

El motor, llamado internamente B16A fue un DOHC (Doble Arbol de Levas en la Culata). Pronto llegaría al Civic al CRX y posteriormente se aplicaría al V6 del Acura NSX.

Funcionamiento del Motor VTEC

Al igual que como vimos en otros sistemas de distribución variable, el reto de muchos motoristas alrededor de los años 90 era el de lograr la máxima eficiencia de los motores de combustión para reducir consumo y emisiones nocivas. Todos estos fabricantes llegaron a la conclusión de que la mejor forma de atajar esta cuestión era trabajar sobre el árbol de levas.

El árbol de levas abre y cierra las válvulas de la culata del motor, permitiendo la entrada de combustible y aire por un lado y por el otro facilitando la salida de los gases de escape. Pero claro, al estar fijas las levas, independientemente de la velocidad a la que se haga este proceso, el orden de apertura-cierre será siempre el mismo. O lo que es lo mismo: el mismo conjunto de válvulas va a abrirse y cerrarse al mismo tiempo.

Alterando el ritmo de las válvulas

Mientras que en marcas como BMW vimos que la forma de manipular a nuestro favor el árbol de levas era con un sistema intermedio, el VANOS, Honda por su parte tuvo una solución mucho más japonesa, y por tanto, más sencilla y barata.

Cada leva que conforma el árbol de levas de un sistema VTEC es triple. Estas tres piezas giratorias, que podríamos llamar “lóbulo” tienen dos tamaños diferentes. En el centro nos encontraríamos un lóbulo grande y tanto en la izquierda como en la derecha encontraríamos otro nódulo más, pero mucho más pequeño.

Ventajas del Motor VTEC

A bajas revoluciones: Solo actúan los nódulos pequeños del árbol de levas, que abren menos las válvulas y permiten un mayor aprovechamiento del combustible.

A altas revoluciones: El conjunto de nódulos se bloquea y forman una sola leva en la que la pieza que marca el ritmo es el nódulo grande, al contrario que en el caso anterior. Durante este proceso, las válvulas se abren más y más rápido, lo que permite al motor experimentar un enorme aumento de rendimiento casi de forma instantánea. Esto además produce un sonido muy curioso y característico de este motor en concreto, lo que ha generado una multitud de fanáticos de la automoción que muestran verdadera admiración por estos motores japoneses.

Eficiencia del Motor VTEC

Gracias a este sencillo mecanismo, el motor de Honda logra una enorme versatilidad en numerosas situaciones. A bajas revoluciones es cierto que muchos motores de la competencia igualan o superan esta tecnología, pero en altas revoluciones, Honda sigue en lo alto de la tabla con este sistema de distribución que más que eficiente, podemos decir que es sencillo.

El sistema VTEC no utiliza sistemas intermedios y no basa su rendimiento en elementos que encarecen el precio final del coche y que son susceptibles a deteriorarse con el tiempo. Eso, junto a la enorme entrega de potencia que logra desarrollar en la parte alta del cuentavueltas, han hecho que el invento del señor Kajitani haya marcado un antes y un después en la historia del automovilismo.

Variaciones del Motor VTEC

Como cabría esperar, durante los más de 30 años que han pasado desde que Honda lanzó al mercado esta tecnología, han surgido numerosas variaciones y evoluciones de este motor. Algunas de las más importantes son las siguientes:

i-VTEC

Significa VTEC Inteligente (intelligent-VTEC). Combina el sistema VTEC tradicional con otra tecnología desarrollada por Honda, el VTC (Distribución de Control Variable).

Fue introducido en 2001 en la gama de motores de 4 cilindros en línea. Al sistema VTEC se le combina un ajuste electrónico controlado por la ECU del vehículo que permite retardar la apertura de válvulas para mejorar el rendimiento y el consumo en bajas revoluciones. En el caso contrario, el sistema adelanta la apertura de válvulas en el medio cuadro para mejorar el par motor.

i-VTEC i

El funcionamiento es igual al proceso que hemos visto en el caso anterior, pero se añade un sistema de inyección directa. Se introdujo en el año 2004 en el Honda Stream con un motor DOHC de 2 litros de cilindrada de gasolina.

VTEC Turbo

La evolución bautizada como VTEC Turbo es una implementación creada en 2014 como una transformación más madura de la tecnología VTEC. Dentro de sus características destacan el uso de la inyección directa de gasolina, los turbocargadores, el doble árbol de levas VTC y VTEC y la mejora de la evacuación de los gases de escape para aumentar el rendimiento del propulsor.

Esta tecnología también elimina el retardo del turbo, ganando el conductor más precisión sobre el control del vehículo y mejorando así el tiempo de respuesta que hacemos del pedal del acelerador. Vio la luz en el Honda Civic Type R y tiene certificación de emisiones Euro 6, por lo que es un motor al que le queda bastante vida por delante.

Comparte en tus Redes Sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
error: Content is protected !!