Tipos de Cadenas de Nieve. Cómo elegir la mejor y cómo ponerlas en nuestro coche

Llega el invierno, y con ello las posibilidades de heladas en la carretera, especialmente si vamos a desplazarnos a la montaña o a lugares ubicados a gran altura. Antes de comenzar nuestra marcha a uno de estos lugares durante el invierno, es totalmente recomendable mirar el tiempo meteorológico, así como consultar la web de nuestro país sobre el estado de las carreteras.

En España, es obligatorio disponer de un kit de cadenas si vamos a circular por carreteras en las que hay probabilidad de nevada. Antes de salir a carretera, es conveniente consultar un mapa sobre las condiciones meteorológicas de las carreteras. En España tienes varias opciones, como la lista completa de carreteras de la DGT, que es un mapa bastante complicado de leer o este mapa de condiciones meteorológicas que ha adaptado el programador Manu Garri, que es gratuito y muy fácil de utilizar.

Volviendo a las cadenas, la Dirección General de Tráfico no solo marca como obligatorio su utilización, sino que incluye también una lista de objetos que debemos llevar en el coche como precaución en caso de que nos quedemos atrapados en un atasco a temperatura bajo cero, como veremos más adelante al final de esta entrada.

¿Para qué sirven las cadenas de nieve?

La función de las cadenas de nieve es bastante sencilla. Los neumáticos convencionales tienen bastantes problemas para poder traccionar sobre un suelo helado. Las cadenas le dan al coche un extra de fricción, evitando que éste se deslice y evitando accidentes en carreteras y autopistas.

Debido a la peligrosidad que supone circular por una calzada cubierta de hielo o nieve, las autoridades obligan a los conductores que vayan a realizar un trayecto sobre una zona nevada a utilizar un juego de cadenas en las ruedas motrices de sus vehículos.

¿Existe alguna forma legal de circular sin cadenas?

Neumáticos de Invierno M+S “Mud and Snow” o de Nieve 3PMSF

Sí. Puedes hacerlo equipando un juego de neumáticos de invierno a tu coche. En muchos países de Europa es obligatorio disponer de dos juegos de neumáticos, uno para verano y otro para invierno. Esto se está popularizando cada vez más en España, donde no son obligatorios pero cada vez más gente los prefiere para evitar el uso de las cadenas.

Utilizar neumáticos de invierno puede ser una gran elección si vivimos en un lugar en el que hiela a menudo y tenemos que estar permanentemente haciendo uso de las cadenas. Funcionan muy bien y permiten manejar el coche con gran suavidad y precisión, sin ruidos y sin afectar al funcionamiento de los sistemas de seguridad de nuestro vehículo.

Como contra, lo habitual es que tengamos que acudir a un taller a que nos las cambien. Por no hablar del espacio que ocupa el juego de neumáticos que no estamos usando. Algunos talleres, no obstante, tienen un servicio en el que nos permiten guardar nuestro juego haciendo un pequeño depósito anual por ello. Si queremos hacer el cambio nosotros mismos, entonces debemos tener otro juego adicional de llantas, así como espacio en casa o nuestro garaje para guardar el juego que no estamos utilizando.

Ojo con las “Cadenas Líquidas”

Las cadenas líquidas son un producto en spray que se rocía sobre la banda de rodadura de un neumático ‘all season’ convencional para aumentar su adherencia en caso de que nos encontremos ante un apuro. Circular con un neumático en estas condiciones puede servirnos en un momento muy puntual, pero no equivale legalmente a circular con una cadena. Por tanto, podemos hacer uso de ellas por ejemplo si nos quedamos atrapados sin previo aviso en una carretera y salir del paso hasta retirar el coche y ponernos en un lugar seguro, pero nada más. No sustituyen a las cadenas en caso de que sea obligatorio circular con ellas en una carretera, pero es interesante disponer de una lata de este producto en la guantera, ya que son bastante baratas y nos pueden hacer un apaño en un momento de desesperación.

Tipos de Cadenas de Nieve

Cadenas de Metal

Las cadenas más utilizadas por los conductores son las que están construidas a base de eslabones metálicos. No son sencillas de montar, y en cierto modo son las causantes de que la mayoría de personas piensen que montar las cadenas en el coche es una tarea imposible. Funcionan tanto sobre hielo como sobre nieve. Son muy efectivas y también económicas, pero tienen varios inconvenientes. El primero de todo es que impide el funcionamiento correcto del ESP (control de estabilidad). Sin embargo, sí son compatibles con el ABS (frenos antibloqueo). Otro factor negativo es el sonoro, y es que las cadenas mecánicas hacen bastante ruido. Conviene recordar que hay que retirarlas en el momento en el que desaparezca el hielo o la nieve, ya que pueden deteriorar tanto el neumático como la llanta.

Suelen tener un precio que varia entre los 20 y los 50 euros, bastante asequible teniendo en cuenta que duran mucho tiempo. Si lo que te interesa es hacerte con un juego de cadenas de nieve para llevarlas en el coche por si las moscas, un juego barato te va a ser más que suficiente.

Pros

  • Relación Calidad/Precio
  • Durabilidad
  • Efectividad y Seguridad

Contras

  • Difíciles de montar
  • Ruidosas
  • Incompatibles con ESP

Cadenas de Tela

Las cadenas textiles son fundas de tela que sirven para cubrir la banda de rodadura del neumático y otorgarle mayor fricción. Destacan especialmente porque son fáciles de montar. Permiten circular de una forma muy sencilla con nuestro vehículo y son compatibles tanto con el ESP como con el ABS. En su contra, este tipo de “cadenas” se degradan con mucha más velocidad. Para maximizar su durabilidad conviene seguir las instrucciones del fabricante, donde nos indicarán las condiciones en las que debemos retirarlas así como la velocidad máxima a la que debemos circular para no destruirlas.

Las cadenas textiles parten de un precio más bajo que las metálicas, en torno a los 29 euros, pero hay modelos que llegan incluso a los 100.

Pros

  • Fáciles de montar y desmontar
  • Relación Calidad/Precio

Contras

  • Durabilidad reducida

Cadenas Compuestas

Las cadenas de red o compuestas están pensadas para aquellos conductores que viven en un lugar en el que nieva o hiela muy a menudo. Se trata de una cadena híbrida, con elementos similares a la de eslabones metálicos y con un mecanismo parecido a la de tela. Es una funda creada a partir de cables de fibras plásticas, así como también pueden incluir un revestimiento de tela. Son muy fáciles de montar, pero también requiere algo de fuerza, ya que requieren que la funda quede muy bien apretada al neumático para que la cadena pueda funcionar correctamente. Son compatibles con el control de estabilidad y son mucho más durables que las textiles. Como factor negativo se encuentra su precio, y es que este tipo de cadena son menos económicas que las anteriores.

Si vamos a conducir muchas horas sobre terreno resbaladizo, las cadenas compuestas son una gran elección. Son suaves, se montan con facilidad y pueden durarnos bastantes inviernos. Valen entre 70 y 100 euros, aunque últimamente hay algunos modelos como los de Good Year que han reducido considerablemente ese límite de precio.

Pros

  • Fáciles de instalar
  • Durabilidad
  • Suavidad

Contras

  • Precio

Cadenas Spikes Spider o Semiautomáticas

Se trata de una carcasa en forma de araña que se monta sobre la llanta y que tiene unas patas que se adhieren a la carcasa del neumático. Son muy fáciles de montar, apenas se tarda un minuto en tenerlas listas. Duran muchísimos años y se recomiendan para vehículos de alta gama que tengan neumáticos de perfil bajo u otros vehículos que vayan a hacer muchos kilómetros sobre hielo, como furgonetas o pick ups.

Este modelo de cadena para nieve es realmente caro. Suelen partir de los 200 euros en adelante, por lo que solo es recomendable que nos hagamos con uno de estos kits si realmente vamos a circular muchas horas sobre carreteras nevadas. No obstante, debido a su alto precio, es casi más recomendable en estos casos reflexionar sobre si es más interesante disponer de un juego de neumáticos de nieve.

Pros

  • Fáciles de colocar
  • Efectividad y suavidad
  • Calidad

Contras

  • Precio

¿Cómo averiguo la talla de cadena que le viene bien a mi neumático?

Antes de lanzarte a comprar, apunta los números que vienen en el lateral de tu neumático. Nos fijaremos en el par de ruedas motrices, es decir, los dos de delante si nuestro coche es de tracción delantera y los dos de detrás en caso de que nuestro automóvil sea de tracción trasera. Estos datos serán diferentes en función del tamaño de llanta, superficie de pisada y demás. No será igual en un pequeño utilitario de ciudad que en un SUV de gran tamaño.

¿Qué significan los datos que vienen en el lateral de un neumático?

Los valores que vienen en el lateral del neumático expresan los datos de anchura, altura y diámetro del neumático. Vamos a partir de un ejemplo para que sea mucho más sencillo de entender. Partiendo de un neumático cuyos datos son ‘185/65r16’, este marcaje significaría:

  • 185: Anchura del neumático (expresado en milímetros)
  • 65: Relación entre la anchura y la altura del neumático. En este caso, la altura del neumático corresponde al 65% de la anchura (es decir, 120,25mm)
  • R: Estructura Radial. En caso de que sea B, estaríamos ante un neumático de estructura diagonal.
  • 16: Diámetro exterior de nuestra llanta (expresado en pulgadas)

Una vez comprendemos y sabemos leer este marcaje, necesitamos buscar un modelo de cadena adecuado para el tamaño de nuestra llanta. Este número es el que va después de la ‘r’. En nuestro caso, 16 significa que la llanta de nuestro coche es de 16 pulgadas.

Sabiendo este dato, buscaremos una talla de cadena en la que venga nuestro diámetro de llanta. Una vez encontrada una talla (puede venir en números o en un tallaje S, M, L, XL), comprobamos que dentro de la lista se encuentran nuestros datos de anchura y alto de neumático.

Cómo colocar las Cadenas de Nieve

Antes de empezar a colocar las cadenas, es indispensable la seguridad. Tenemos que retirar nuestro vehículo a un lugar seguro y apartado de la carretera. Pondremos las luces de emergencia del coche y nos vestiremos con el chaleco reflectante amarillo antes de bajarnos del automóvil. Además, debemos colocar los triángulos a 50 metros del coche. En el futuro, este último paso será sustituido por la luz de emergencia, según los planes de la DGT.

Cómo colocar las Cadenas Metálicas

Las cadenas metálicas constan de 3 partes, el aro, los eslabones y el tensor. El aro rojo es metálico y va por la parte interna de la rueda. Por otro lado tenemos los eslabones metálicos, que deben ir del aro hacia afuera. Es elabón central debe coincidir justo con el centro de la banda de rodadura del neumático. Por último, el tensor sirve para ajustar la cadena a la rueda.

Pasos

  1. Comprueba que la cadena está en buen estado y que no está enredada.
  2. Sitúate sobre las ruedas motrices. Abraza el neumático con los dos brazos y pasa el aro rojo justo por detrás de la rueda. Junta los dos extremos.
  3. Coloca los eslabones sobre la banda de rodadura. Centra la tira del medio para que pase justo por el centro de la banda de rodadura del neumático.
  4. Tensamos
  5. Tensamos la parte restante de la cadena. Hecho este paso, nos subimos al vehículo, avanzamos unos centímetros y volvemos a tensar la cadena. Repetimos el proceso con la otra rueda motriz.

Cómo colocar las Cadenas de Tejido

Las cadenas textiles son mucho más sencillas de colocar, y solo hay que seguir estos sencillos pasos:

Pasos

  1. Desdobla la funda y colócala sobre la rueda motriz de arriba a abajo.
  2. Desplaza el coche unos centímetros y termina de ajustar la otra parte de la funda.
  3. Repite el proceso con la otra rueda motriz.

Por último, tanto las cadenas compuestas como las Spikes Spider se colocan de forma diferente según el fabricante, por lo que es importante revisar el manual de cada uno de éstos. Además de estos consejos que hemos dado, recomendamos practicar la colocación de las cadenas con tranquilidad en un parking en cualquier momento en el que no esté nevando. De este modo conseguiremos algo de práctica y no nos pondremos tan nerviosos en un momento en el que necesitemos montar las cadenas con rapidez.

¿Qué debo llevar en mi coche en caso de nevada?

Desde el año 2018, la DGT recomienda en España un kit de 18 artículos imprescindibles que los conductores deben llevar en su coche en caso de comenzar un viaje en el que haya previsión de nieve. La medida fue tomada con cierta polémica, pero será realmente útil si quedamos atrapados en un atasco en medio de un temporal de nieve.

Juego de Cadenas

La DGT no obliga a utilizar un modelo concreto de cadena, así que puedes elegir el sistema que más te guste o el que más se adapte a tu bolsillo siempre y cuando sea de la talla de tus neumáticos.

Rasqueta de Hielo

Se trata de una herramienta de plástico que nos va a permitir retirar la nieve o el hielo del parabrisas sin rayar los cristales. Son bastante económicos y es interesante llevarlo siempre en el coche por lo que pueda pasar. El más vendido en Amazon vale menos de 10 euros.

Pinzas para Batería / Arrancador de Coche

Las baterías de los coches pueden descargarse por la acción del frío. Para evitar que nuestra batería quede K.O. y nos quedemos con el coche tirado en medio de un atasco (o sin poder encender la calefacción del vehículo) es recomendable llevar un set de pinzas para rescatar la batería. No obstante, es todavía más interesante llevar siempre en nuestro coche (sea o no invierno), un arrancador de coche, que es un aparato compacto que permite arrancar la batería sin necesidad de disponer de otro vehículo que nos eche una mano, así como hacer de powerbank para cargar nuestro móvil. Si prefieres ir por lo simple, unas pinzas valen menos de 20 euros y duran toda la vida. Si por el contrario prefieres hacerte con un arrancador, hay muchos modelos, pero el más vendido y valorado es este modelo de Tacklife.

Ropa Reflectante, Triángulos, Silbato y Luz de Emergencia

La ropa reflectante es obligatoria por ley junto a los triángulos de emergencia. Actualmente vienen incluidos en la mayoría de coches de serie. Recordemos que hay que llevar un chaleco por cada pasajero del vehículo que quiera salir de él. Lo recomendable es comprar chalecos de la talla más grande, de forma que pueda ser utilizado por cualquier persona en caso de que tengamos un percance. Si quieres comprar 4 a buen precio, aquí te proponemos una buena opción.

La luz de emergencia es otro elemento interesante que la DGT quiere imponer para sustituir a los triángulos, debido a que permiten avisar a otros vehículos sin necesidad de salir de nuestro coche. Esta luz también se llama “Help Flash” y debemos comprar una que tenga una homologación tipo Señal V16, que es la luz de preseñalización de peligro que autoriza la DGT. En Amazon está disponible actualmente a unos 25 euros, aunque es posible que se vayan encareciendo conforme cambie la normativa que obliga a usar triángulos y se establezca esta tecnología.

También recomiendan llevar un silbato para poder avisar a otros conductores en caso de que, por ejemplo, el coche no tenga batería y no podamos hacer uso del claxon. La opción más económica vale apenas 3 euros y tiene muy buenas valoraciones. Además es completamente de aluminio, por lo que nos garantiza que no se nos va a romper accidentalmente.

Cargador de móvil

Otro elemento indispensable si hay posibilidad de quedarnos atrapados en un atasco durante una nevada es tener en el coche un cargador para nuestro smartphone. No por entretenimiento (que también) sino para poder mantenernos informados y poder emitir una orden de socorro si fuera necesario.

Lo normal es llevar un cargador genérico de mechero, aunque no hay que olvidar el cable para nuestro dispositivo, cuyo conector puede variar entre USB-C o micro-USB en caso de los dispositivos que funcionan con Android o Lightning en caso de que utilicemos un iPhone de Apple. También es interesante comprar un cable de unos cuantos metros, para no tener que estar pegados a la toma de 12V del vehículo. Todos los enlaces que te hemos puesto son de cables de alta calidad disponibles en un mínimo de 2 metros de longitud.. Recuerda también que el arrancador de coche que te hemos recomendado hace unos renglones permite cargar también tu móvil en caso de que lo necesites.

Ropa de Abrigo y Mantas

Sin duda el punto más polémico de todas las recomendaciones de la DGT son las mantas. Realmente no es descabellado, ya que si nos toca dormir en un coche parado, es casi imposible hacerlo sin una manta encima. Pero claro, las mantas ocupan mucho espacio y no es algo que todo el mundo lleve en su coche. Por suerte, existen soluciones, como las mantas de emergencia de primeros auxilios o mantas de supervivencias. Están hechas de un material súper aislante (como las bolsas isotérmicas que utilizamos para guardar los congelados en la compra), no pesan prácticamente nada, ocupan muy poco espacio y lo mejor de todo, son extremadamente baratas. Por menos de 3 euros puedes elegir hasta el color de la manta brillante. Todo un chollo.

Respecto a la ropa, lo ideal es viajar vistiendo un chubasquero que proteja del frío y sea impermeable y botas. Es recomendable también tener un gorro y guantes.

Botiquín de primeros auxilios

Además de llevar encima la medicación que tomemos a diario en caso de que tengamos alguna enfermedad, también se recomienda salir en invierno llevando en el maletero un botiquín básico. Lo suficiente para poder tratar un corte, una quemadura (ya sea por frío o por calor), un antihistamínico para frenar un ataque de alergia o un antipirético (paracetamol, ibuprofeno, metamizol, aspirina…) en caso de que el conductor o uno de los ocupantes se ponga enfermo y tenga que bajar la fiebre.

El botiquín de primeros auxilios mejor valorado de Amazon vale unos 25 euros e incluye 220 piezas, como vendas, tijeras, pinzas, guantes… eso sí, recuerda que las medicinas debes incluirlas tú mismo.

Linterna

Siempre es buena idea llevar una linterna en el coche. De nuevo, el arrancador de coche normalmente incluye esta función, pero si no, no es mala idea hacernos con una linterna barata que funcione con batería 18600 para hacernos el apaño.

Comida y Bebida

Por último, la alimentación e hidratación. Aunque pueda parecer paranoico, mejor prevenir que curar. Estar en un atasco a durante horas a temperaturas bajo cero no es una situación que agrade a absolutamente nadie, pero a veces pasa. Si ocurriera, hay que tener suficiente comida y bebida como para salir del paso.

Como bebida, equipa al menos una garrafa grande de agua de 5 o 6 litros por cada ocupante del vehículo. Debería ser suficiente. No es mala idea llevar también algún tipo de bebida para deportistas en polvo, para disolver en el agua. Sus sales minerales harán que retengamos los líquidos y que por tanto, no nos deshidratemos.

Respecto a la comida hay miles de opiniones diferentes. Puedes llevar comida envasada de tu preferencia, como galletas y demás. No descartes alimentos ricos en grasas; necesitaremos esos calorías extra para combatir el frío. La mejor opción sin duda son las barritas de proteínas, que tienen buen sabor y sacian bastante (esto es un detalle muy importante que no vamos a lograr comiendo productos azucarados). Además, ocupan muy poco espacio, por lo que junto a otras comidas, es una solución que podemos tener en invierno en el coche por si surgiera una emergencia.

Esperamos que te haya sido útil esta extensa guía y que te ayude tanto a comprar las cadenas más adecuadas para tu coche como aclarar los elementos que debes llevar en tu vehículo si vas a realizar un recorrido en el que es posible que se produzca una nevada. Recuerda siempre estar informado antes de partir de viaje y mirar la información meteorológica por si es posible adelantar o retrasar el plan para evitar estas situaciones.

Comparte en tus Redes Sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
error: Content is protected !!