Síntomas de que la Bomba de Agua de tu coche está Fallando

¿Qué es y qué función hace la Bomba de Agua?

La bomba de agua es un elemento común en todos los vehículos que poseen motor de combustión interna. La bomba de agua es la responsable de que el motor no se recaliente. Para ello se utiliza el sistema de refrigeración, compuesto por el radiador donde entra aire frío que disipa la temperatura del líquido refrigerante que circula por el interior de este circuito y va impulsado por la bomba. El flujo constante de refrigerante permite enfriar el bloque motor.

Si la bomba o cualquier elemento del sistema de refrigeración empieza a fallar, probablemente el coche nos dará un aviso de recalentamiento de motor (a través del ordenador de abordo o con la aguja en el salpicadero). En otros casos, el motor simplemente se apagará.

Mantenimiento de la Bomba de Agua. ¿Cada cuánto hay que cambiarla?

La bomba de agua es un componente que requiere un mantenimiento para garantizar su buen funcionamiento. Al ser una pieza mecánica, sufre desgaste. Habitualmente, en los vehículos con correa de distribución, la bomba se suele cambiar durante el proceso de sustitución de la correa o liga de distribución. La bomba en sí es una pieza bastante barata. Aprovechando la cara mano de obra y que tanto la correa como la bomba son elementos relacionados, se suelen sustituir los dos elementos en la misma operación.

  • Por tanto, si tu vehículo funciona con correa de distribución, aprovecha y cambia la correa durante cada mantenimiento de la correa. Muchos fabricantes venden kits de correa + bomba muy asequibles. Comenta con tu mecánico de confianza que quieres hacer esta doble intervención para curarte en salud y evitar problemas.
  • Si por contra tu coche funciona con cadena de distribución o simplemente no quieres cambiar la bomba junto a la correa, en función de tu marca, la bomba tiene una vida útil aproximadamente de 5 años o 120.000 kilómetros de media. En algunos modelos premium, la duración puede ser hasta el doble, pero debes consultarlo con tu fabricante.

Cómo detectar que la bomba de agua de mi coche está empezando a fallar

Fuga de líquido refrigerante por el suelo del capó

Si encuentras restos de líquido refrigerante en el suelo del capó o debajo de donde ha estado aparcado tu coche, puede que el sistema de refrigeración tenga fugas. La bomba de agua se conecta al resto del circuito mediante juntas (rácores) y sellos. Algunas juntas pueden dilatarse o contraerse por factores climáticos o de temperatura del compartimento y degradarse, rompiendo el sellado. Cuando se rompe esta estanqueidad, el líquido refrigerante se escapa del circuito cerrado, manchando el compartimento motor del coche o el suelo.

Si detectas un líquido verde, rosa o celeste (en función del líquido refrigerante que uses) que está goteando por la parte delantera de tu automóvil, es posible que se trate de una fuga en este sistema y la bomba de agua debería ser revisada lo antes posible.

Elevado calentamiento del motor

Junto a la fuga de líquidos, este síntoma es el más habitual con diferencia. Como hemos explicado al principio de esta guía, el sistema de refrigeración mantiene a raya la temperatura del motor. Si este falla, lo lógico es que el motor comience a calentarse de forma considerable.

Si tu motor entra en la zona roja con suma facilidad o recibes aviso de temperatura excesiva del motor, es posible que el sistema de refrigeración de tu coche tenga problemas. Es importante atajar este problema lo antes posible, ya que el motor se puede dañar si no se disipa correctamente.

Silbidos que salen del capó

Cuando nuestro coche empieza a hacer ruidos raros, sabemos con total seguridad que no tiene nada bueno que contarnos. En el caso de que escuchemos un sonido agudo que proviene del motor, lo más seguro es que la correa de transmisión de la bomba de agua esté suelta. En otros casos se debe simplemente a los cojinetes, que se sueltan por el desgaste.

Sea una cosa u otra, deberemos acudir a un experto a que nos revisen este problema si no tenemos nosotros suficientes conocimientos en dicha materia.

El radiador o el depósito del agua expulsan vapor

Si tu coche expulsa vapor de agua, lo normal es que te haya avisado con cierta antelación mediante una alerta de temperatura de motor. Si el vapor sale por el radiador, deberás parar lo antes posible y apagar el motor para evitar daños estructurales. De no hacerlo, tendremos muchas papeletas de que nuestro bloque motor se agriete, se rompa alguna válvula o la más común, se produzcan daños en la culata (el vulgarmente conocido y caro de reparar “culatazo”).

Cuando el coche expulsa vapor por el radiador, también lo hará y con gran violencia si retiras el tapón del depósito del refrigerante. Tenlo en cuenta para no sufrir una quemadura y espera varios minutos con el coche ya apagado antes de abrir el tapón, ya que el agua saldrá ebullendo si no tomamos las precauciones necesarias.

¿Qué debo hacer si tengo alguno de estos problemas?

En primer lugar, si no tienes muchos conocimientos y no te quieres complicar, acude a un profesional. En esta guía que hicimos te recomendamos los pasos que deberías seguir para encontrar un mecánico de calidad en tu pueblo o ciudad.

Si te gusta la aventura y quieres explorar tú mismo, deberás revisar todo el circuito de refrigeración. Hay que comprobar que los rácores están bien sellados, que el sistema no tiene fugas y que el radiador no está picado. Del mismo modo, deberíamos cambiar la bomba por una nueva. Además, deberemos chequear otros elementos adyacentes al sistema de refrigeración, como la correa o cadena de distribución, las poleas, los tensores y demás piezas móviles que pueden estar ocasionando problemas al correcto funcionamiento de nuestro motor.

Comparte en tus Redes Sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
error: Content is protected !!