Ventajas y Desventajas de tener un Coche con Cadena de Distribución

A diferencias de los automóviles con distribución por correa, la cadena de distribución es una garantía de ahorro y fiabilidad en nuestro vehículo. En este artículo te mostraremos los pros y contras de este elemento. Del mismo modo, te invitamos a leer el post con las ventajas y desventajas de la correa de distribución para que puedas sacar tus propias conclusiones.

Ventajas de tener un Coche con Cadena de Distribución

Fiabilidad. ¿Cada cuánto hay que cambiar la cadena de Distribución?

La gran baza de las cadenas frente a las correas es su enorme fiabilidad. Es realmente muy poco probable que la cadena de nuestro coche se rompa del uso, por lo que evitaremos la posibilidad de sufrir un gran fallo motor y una costosa reparación si tenemos un coche con cadena de distribución. Una cadena distribución tiene una vida útil de aproximadamente 250.000 kilómetros, aunque en ocasiones dura tanto como el propio vehículo. A veces sí se cambia cuando presenta una buena cantidad de holguras y buscando la prevención, pero no es lo habitual.

Coste bajo de Mantenimiento

El coste de mantenimiento de estos vehículos es bajo o casi nulo. Debido a la gran durabilidad de las cadenas de eslabones, raro es que tengamos que cambiar la cadena alguna vez. Por tanto, nos ahorraremos una buena suma de dinero a lo largo de los años.

No obstante, esto no significa que no tengamos que revisar nuestro vehículo de vez en cuando. En estas tarjetas que te dejamos a continuación podrás aprender todo sobre el mantenimiento de estos coches. Cómo manejar el automóvil para maximizar su vida útil. Cada cuánto hacer los mantenimientos. Y hasta cómo detectar una hipotética futura rotura de la cadena de distribución.

Inconvenientes de tener un Coche con Cadena de Distribución

Precio

Si hablamos de vehículos de primera mano, por norma general, los coches que utilizan sistema de cadenas son algo más caros que los vehículos de segmentos equivalentes que utilizan correas. No obstante, esta tendencia está desapareciendo gracias a fabricantes como Toyota, que montan cadenas en prácticamente todas sus gamas de producto sin repercutir fuertemente en su precio. Este fabricante, junto a otros, están impulsando un mercado en el que cada vez es más común ver vehículos que funcionan con cadenas, dejando atrás las obsoletas y costosas de mantener correas de distribución. Este cambio también está impulsando el uso de correas de distribución de alta duración, fabricadas con materiales de mayor calidad que las convencionales.

El mantenimiento sigue siendo importante

Por último, hay que ser precavido y reconocer que el hecho de tener un coche que funcione con cadenas no es un seguro absoluto frente a los problemas. Puede darse el caso de que un mal mantenimiento de igual modo ocasione un problema a nuestro motor. También puede darse el caso de que por mala suerte, nuestro automóvil monte una cadena defectuosa y pueda llegar a ocasionar los mismos problemas que tendríamos si nuestro vehículo montara una correa de goma.

Un caso muy sonado es el de BMW con el famoso motor N47. Un mal diseño de sus tensores producía un desgaste excesivo de la cadena, que acababa rompiéndose y provocando grandes problemas al conjunto del motor. No obstante, es un caso entre miles y se trata más de una excepción que un problema generalizado. De serlo, los vehículos con cadena no tendrían la gran fama de la que gozan actualmente.

Ninguna distribución por cadenas está exenta de problemas, por ello, recomendamos siempre revisar nuestro vehículo periódicamente y llevar una hoja de mantenimientos siempre al día para detectar problemas siempre a tiempo y evitar reparaciones de cuatro cifras.

Comparte en tus Redes Sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
error: Content is protected !!